Conflicto

El oligarga ruso Abramovich pone a la venta el Chelsea y destinará los fondos a las víctimas en Ucrania

"No pediré la devolución de los préstamos que hice al club", dice el empresario

Foto de archivo del empresario ruso Roman Abramovich
Foto de archivo del empresario ruso Roman Abramovich AFP

El multimillonario ruso Roman Abramovich ha confirmado en la tarde del miércoles que ha puesto a la venta su principal activo en Reino Unido, el Chelsea FC, club de fútbol que adquirió hace casi 20 años, y que es el vigente campeón de la Liga de Campeones. "En la situación actual, he decidido vender el club. Creo que es lo mejor para los intereses del equipo, de los aficionados, de los empleados, y de los socios y patrocinadores", dice en un comunicado.

En él, dice que la venta no será acelerada, y que no pedirá que los préstamos que ha inyectado en el club en los últimos 20 años, y que se estiman entre 1.500 y 2.000 millones de libras,le sean devueltos. Algunas informaciones explicaban que Abramovich había puesto este viernes como fecha límite para recibir ofertas. "El Chelsea no ha sido un negocio o una cuestión de dinero para mí, sino una pasión por el fútbol y el club", dice Abramovich. Este ha dado instrucciones para "crear una fundación benéfica a la que se donarán todas las ganancias de la venta. Será para el beneficio de todas las víctimas de la guerra en Ucrania. Esto incluye proporcional fondos para las necesidades urgentes e inmediatas de las víctimas, además de apoyar los trabajos de reconstrucción a largo plazo", prosigue el empresario.

Según trascendió este miércoles, la venta del Chelsea podría estar en el entorno de los 2.300 millones de euros. Hansjoerg Wyss, un multimillonario suizo, desveló al diario Blick que recibió una propuesta del Chelsea para trasladar una oferta por el club, aunque el dinero reclamado era "demasiado".

Abramovich añade en su comunicado que "ha sido una decisión increíblemente difícil, y me duele irme del club de esta manera". La fortuna del empresario, que como otros oligarcas rusos ha sido amasada en los sectores energéticos, se estima en más de 12.000 millones de dólares, según Forbes.

A diferencia de lo que está haciendo la Unión Europea, el Reino Unido, lugar de residencia de algunos de los principales oligarcas rusos, aún no ha aprobado sanciones contra estos. Este miércoles, el líder laborista británico, Keir Starmer, ha reclamado al primer ministro Boris Johnson a imponer esas sanciones de inmediato. "Debemos hacer frente a Putin y a quienes sostienen su régimen. Roman Abramovich es el propietario del Chelsea y de varios otros activos de alto valor en el Reino Unido", ha dicho, según recoge Efe.

Intentos anteriores

The New York Times detalló que el oligarca ha contratado a una firma estadounidense, Raine Group, para buscar potenciales compradores, que han sido contactados para lanzar sus propuestas durante esta semana y con el viernes como fecha límite. Esta publicación recuerda que el multimillonario Todd Boehly, propietario de la franquicia de la NFL Los Angeles Dodgers, ofreció unos 2.900 millones de dólares por el club inglés en 2019. El precio actual estaría en los 2.500 millones de dólares, unos 2.300 millones de euros, pero podría ir a la baja según las prisas de Abramovich por vender.

Hace pocos días, el Chelsea lanzó un comunicado en el que anunciaba que Abramovich se apartaba de la administración del club en favor de una fundación. "La situación en Ucrania es horrible y devastadora. Los pensamientos del Chelsea FC están con todos en Ucrania. Todo el mundo en el club está rezando por la paz", dijo el club.

Otro equipo de fútbol inglés con influencias rusas es el Everton, que este miércoles ha anunciado la ruptura de los patrocinios que mantenía con tres empresas: USM Holdings, MegaFon y Yota, todas vinculadas al oligarca Alisher Usmanov, en la lista negra de la Unión Europea.

Normas
Entra en El País para participar