Inmobiliaria

Colonial compra un edificio ‘trofeo’ de oficinas en París por 450 millones

Primonial vende a la catalana la sede de Amundi en la capital francesa

Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial (izquierda), y Juan José Brugera, presidente en una junta de accionistas en Madrid.
Pere Viñolas, consejero delegado de Colonial (izquierda), y Juan José Brugera, presidente en una junta de accionistas en Madrid.

Colonial sigue de compras. La inmobiliaria catalana acaba de adquirir por alrededor de 450 millones de euros la sede central de Amundi en París, según comunicó este lunes la cotizada en el Ibex 35 a la CNMV. Además, ha desembolsado 50 millones por la sede de Danone en Barcelona, en una transacción cerrada en diciembre.

Estas noticias se conocieron con motivo de la presentación de resultados de 2021 de la inmobiliaria. La socimi redujo su beneficio recurrente un 7%, hasta los 128 millones, debido a las desinversiones de inmuebles y los recursos destinados a las reformas de su cartera de edificios. Los ingresos por rentas también cayeron más de un 7% por los mismos motivos, hasta los 314 millones. Esta inmobiliaria patrimonialista se dedica a alquilar edificios de oficinas prime en Madrid, Barcelona y París.

Sin embargo, el beneficio neto se multiplicó un 23.600% hasta los 474 millones debido a que esa partida incluye la revalorización de sus activos, cuya tasación se eleva hasta los 12.436 millones. Esa ganancia también está justificada por los avances en sus carteras de proyectos que han elevado las rentas especialmente en París y la reciente adquisición de un 16% del capital que no controlaba de su filial SFL.

Colonial califica como activo tipo trofeo (icónico y de gran calidad) la compra de la sede de Amundi, un edificio vendido por la gestora patrimonial francesa Primonial. Se trata de un inmueble de 40.000 metros cuadrados situado en el 91 del bulevar Pasteur.

Este edificio está estratégicamente situado junto a la estación de ferrocarril de Montparnasse. La socimi explica que se trata del séptimo edificio de oficinas más grande de país y el inquilino tiene un contrato de obligado cumplimiento a 12 años. De momento, Colonial cuenta con un acuerdo previo con el vendedor, rubricado en este mes de febrero, que deberá cerrar en las próximas semanas.

Esa operación en París se agrega la compra de la sede de Danone a la inmobiliaria Anpora, de Ricardo Portabella, en el 21 de la calle de Buenos Aires de Barcelona. La compañía no ofreció cifras por separado de cada operación, pero avanzó que ambas transacciones habían sumado una factura de 500 millones. Los responsables de la socimi informaron igualmente de que la compañía seguirá buscando adquisiciones en los próximos meses.

Sin miedo a la inflación

Pere Viñolas explicó en un encuentro con la prensa que no teme a la alta inflación, 7,4% interanual, debido a la indexación de los contratos de alquiler de sus oficinas al IPC. Además, opinó que si la política del BCE pasa por mantener los tipos ante las incertidumbres económicas que recorren Europa, esa circunstancia beneficia al sector inmobiliario, donde los inversores pueden ver una alternativa con más rentabilidad. “Una compañía como Colonial puede tener carácter de activo refugio”, aseguró.

Asimismo, avanzó que la inflación y el precio de la energía y materiales no afectará a sus obras porque ya tiene licitados los grandes contratos de construcción.

Entre esos grandes proyectos se encuentra Biome, de 24.500 m2, en París, que finalizará en el segundo semestre de este año. En 2023, espera entregar su edificio Louvre Saint-Honoré también en la capital francesa y Campus Méndez Álvaro de Madrid en 2024, una obra licitada recientemente a OHLA.

Normas
Entra en El País para participar