Inmobiliario

Un accionista histórico de Danone pone a la venta la sede de la multinacional en España

Ricardo Portabella encarga a Alantra la búsqueda de compradores para el inmueble en Barcelona

Un accionista histórico de Danone pone a la venta la sede de la multinacional en España

Ricardo Portabella, a través de su inmobiliaria Anpora, ha puesto a la venta la sede corporativa de Danone en España, situada en Barcelona. Este propietario es uno de los históricos accionistas catalanes del fabricante de yogures y se hizo con el inmueble en 2008.

Anpora busca ofertas que puedan superar la cifra de los 50 millones de euros por este inmueble. Esta sociedad patrimonialista ha encargado el proceso de venta a la firma Alantra, entidad financiera de la que, por otra parte, Portabella es accionista. El inmueble se sitúa en el número 21 del carrer de Buenos Aires de la capital catalana, muy cerca de la plaza de Francesc Macià en el Eixample, una de las mejores zonas de oficinas de la ciudad. Cuenta con 9.000 m2 de superficie.

El edificio está alquilado a Danone como sede en España. Pasó a manos de la familia Portabella en 2008 a través de la patrimonialista Anpora, según publicaron entonces los medios.

Los Portabella han sido accionistas históricos de la filial española del grupo de alimentación, aunque poco a poco la matriz gala compró esas participaciones en los últimos años pagando a las familias catalanas Portabella, Botton, Fuster y Carasso (en este caso descendientes del fundador de Danone) alrededor de 1.700 millones.

El abuelo de Ricardo Portabella fue junto a Daniel Carasso impulsor de la empresa y presidió la filial española durante cuatro décadas.

Carrer de Buenos Aires, 21, en Barcelona, sede de Danone.
Carrer de Buenos Aires, 21, en Barcelona, sede de Danone.

En la sociedad Anpora, Portabella reúne una importante cartera de inmuebles en Barcelona, desde edificios de oficinas a residencial en alquiler y aparcamientos.

Entre los activos que cuenta la empresa está el edificio de oficinas de la calle Córcega 273-279, sede de Incasol, el Instituto Catalán del Suelo dependiente de la Generalitat, y también las oficinas del 42 de Passeig de Gràcia.

La sociedad controla asimismo Islantilla Golf (en Huelva), La Sella Golf (en Alicante) y la alimentaria Anxoves de l’Escala, según se desprende de las cuentas presentadas en el Registro Mercantil. La matriz de Anpora es la firma Täiko, radicada en Luxemburgo y que no presenta cuentas en España. Desde Anpora no se respondió a la petición de información de este diario.

Esta operación llega en un momento muy caliente de transacciones en el mercado de oficinas en Barcelona, que registra ya un volumen récord de casi 1.100 millones en compras hasta septiembre, un 75% por encima de la media de los últimos años, según datos recientes de CBRE.

Normas
Entra en El País para participar