El impulso de Apple Pay da más miedo a las ‘fintech’ que a los bancos

Reforzará su tecnología interna y podrá prescindir de proveedores pequeños, pero no de los grandes financieros

Cartel de iPhone en Bombay (India).
Cartel de iPhone en Bombay (India). reuters

Apple va a reforzar su infraestructura de servicios financieros internos y expandirse aún más en el crédito al consumo, según Bloomberg. Ello implica incorporar una serie de herramientas, como el procesamiento de pagos y la evaluación del riesgo crediticio. También lanzará un producto compre ahora, pague después.

 

Es aterrador para los proveedores fintech de Apple. Las acciones de CoreCard y Green Dot, cuyos sistemas sustentan la oferta de tarjetas y pagos entre particulares de la firma, cayeron el miércoles un 12% y un 5% respectivamente. Es razonable, ya que Tim Cook parece decidido a controlar su infraestructura. Hace poco compró Credit Kudos, una firma británica cuya tecnología podría permitirle completar las comprobaciones de crédito convencionales accediendo al historial de cuentas bancarias de los prestatarios.

La expansión en el crédito al consumo también debería preocupar a Affirm, Klarna o Afterpay, comprada por Block, de Jack Dorsey. Apple Pay cuenta con casi 50 millones de usuarios en EE UU, según eMarketer, lo que le da un formidable punto de partida. Cook anunció hace poco un nuevo servicio que permite a los comerciantes de EE UU aceptar pagos de los clientes solo con usar un iPhone. Es una amenaza directa para el negocio principal de Block.

Más complejo es si bancos como JP Morgan o Goldman Sachs deben preocuparse. Apple podría financiar los préstamos de pago aplazado más pequeños usando su propio balance en lugar de usar un socio como Goldman, como hace para las tarjetas.

Pero es difícil imaginar que Cook prescinda por completo de los bancos. Los recursos de Apple son enormes: tenía 203.000 millones de dólares en efectivo y valores negociables a finales de 2021. Pero es minúsculo comparado con los balances de los grandes bancos. Y los préstamos al consumo a gran escala no son suficientemente lucrativos como para justificar las molestias regulatorias. A Barclays le generan un retorno sobre fondos propios de 16%; el de Apple superará este año el 100%. Es probable que los CEO de los bancos y Cook se lleven bien.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías