Supervisión

La CNMV limitará más el uso de los CFD y se aliará con Google y las redes sociales para evitar fraudes

El supervisor vigilará más de cerca la negociación en Bolsa a través de los robots

Rodrigo Buenaventura, presidente de la CNMV.
Rodrigo Buenaventura, presidente de la CNMV.

La CNMV tiene tres grandes frentes abiertos de combate para 2022: la operativa con contratos por diferencias (CFD) –limitada desde hace años, pero que sigue dando problemas–, la lucha contra el fraude financiero y la limitación de la negociación algorítmica a través de robots que pueden desestabilizar el mercado. Así lo ha expuesto este miércoles el presidente del supervisor, Rodrigo Buenaventura, en la presentación del plan de actividades del organismo para el presente ejercicio. También realizará una propuesta de reducción de tasas al Gobierno

El supervisor del mercado analizará nuevas medidas de intervención en la operativa con contratos financieros por diferencias (CFD), que ahora permiten un apalancamiento de entre dos y 20 veces en función del activo subyacente. Rodrigo Buenaventura ha señalado que es necesario evaluar esas restricciones, debido a que el número de clientes que sufre pérdidas al emplear este producto ronda el 90%. "A pesar de esas medidas, la publicidad sigue siendo muy agresiva y hay que evaluar hasta qué punto son efectivas. Otros países como Francia y Bélgica han adoptado medidas respecto a derivados", ha señalado.

A la vista del incremento en el número de entidades no autorizadas y presuntas estafas en el ámbito financiero, el supervisor impulsará actuaciones coordinadas con otras administraciones para ayudar a combatir este fenómeno. La CNMV promoverá la firma de un protocolo general de colaboración con entidades públicas y privadas para mejorar la lucha contra el fraude financiero.

Se creará una base de datos de entidades no autorizadas, con el objetivo de "impulsar acuerdos con los principales buscadores y redes sociales para la eliminación de la publicidad de entidades no reguladas y posibles fraudes financieros, así como para limitar y reducir su presencia en los resultados de las búsquedas y perfiles". "Estamos hablando con las principales redes sociales y con los principales buscadores de internet", ha señalado Buenaventura. Entre las redes sociales con mayor número de seguidores se sitúan Facebook, Twitter, Instagram, Tik-Tok y, por supuesto, el buscador líder es Google.

Buenaventura ha adelantado que adaptará tasas a los costes de ciertos servicios y propondrá al Gobierno una reducción en términos generales, que se trasladen en una bajada del beneficio del supervisor. (16 millones de euros en 2020). No obstante, la CNMV no se recomienda eliminar las plusvalías por completo, siempre tendrá que contar con un colchón para imprevistos.

Elección de los supervisores

Sobre la comisión de calidad democrática, respecto a las funciones y fórmulas de elección de los supervisores, ha señalado que hay varios aspectos positivos: "Creo que el sistema de elección no es el de mayor relevancia", ha señalado. Si bien, ha apuntado a elementos problemáticos, como la posibilidad de que el Parlamento dé consejos, por criterios de oportunidad, a los supervisores. "Esto sería un paso atrás respecto a la situación actual", ha sentenciado, para añadir que la perversión sería similar a la de si las Cortes indican qué hacer a los tribunales de justicia.

El supervisor también seguirá de cerca la implementación de la normativa ambiental, social y de gobernanza (ESG, por sus siglas en inglés) de los fondos de inversión y revisará el cumplimiento de los requisitos de Mifid 2 en cuanto a la negociación algorítmica, realizada por robots que operan en función de la tendencia de la renta variable. Vigilarán el desarrollo, la puesta en marcha y el lanzamiento de esos algoritmos, que afectan especialmente a las empresas españolas de elevada capitalización.

La CNMV lanzará revisiones horizontales sobre las obligaciones de información a los clientes sobre los costes de los servicios y productos de inversión y sobre las políticas y procedimientos de las gestoras de fondos para la valoración de activos no cotizados y de escasa liquidez.

También llevará a cabo diversas iniciativas con el objetivo de acercar el mercado bursátil a compañías no cotizadas en expansión que pueden necesitar capital en próximos años. Y en 2022 analizará las particularidades y magnitudes más relevantes de los fondos de inversión extranjeros comercializadas en España y estudiará los posibles efectos del impuesto a las transacciones financieras.

Criptoactivos e implicación

Otra de las misiones de la CNMV para este ejercicio es examinar el funcionamiento de la circular que permite el control de la publicidad sobre los criptoactivos, en vigor desde el pasado 17 de febrero. Esta obliga a todos los anuncios sobre estos activos a incorporar la advertencia de que el inversor puede perder toda su inversión, con un tamaño que suponga al menos un 25%. Los poderes se amplían también a los influencers de todo el mundo, siempre que se dirijan a inversores españoles; para ello, será clave el medio de contacto así como el idioma.

También elaborará un código de implicación de los inversores institucionales, a raíz de la directiva para el fomento de la implicación a largo plazo de los accionistas. "En las reuniones mantenidas, se ha debatido acerca de la oportunidad y el alcance del código y, tras el análisis realizado, la CNMV ha considerado procedente continuar con el proyecto, que se prevé concluir en 2022", señala en el documento en el que la CNMV ha presentado las iniciativas.

Normas
Entra en El País para participar