Alimentación

Estos son los 10 alimentos que más se han encarecido en el último año, según el IPC

El aceite acumula crecimientos a dobles dígitos desde junio del año pasado

Estos son los 10 alimentos que más se han encarecido en el último año, según el IPC

La subida de precios no da tregua, también en la alimentación. Según se extrae de los completos del IPC, publicados por el Instituto Nacional de Estadística este martes, el incremento de los precios en el segmento de alimentación y bebidas alcohólicas fue del 4,8% anual en enero, un porcentaje que está por debajo del dato de diciembre, que fue del 5%, y del índice general, cuyo incremento durante el mes pasado fue del 6,1%.

Sin embargo, ese dato del 4,8% es el segundo más alto desde el año 2008, solo superado por el último mes de 2021, y la estadística sigue reflejando importantes incrementos en determinadas categorías de alimentos: hasta cinco se encarecieron a dobles dígitos respecto a los datos de enero de 2021, y de las 55 categorías de alimentación y bebidas alcohólicas que sigue el INE, solo dos se han abaratado.

El rey de las subidas, desde hace meses, es el aceite. Lo que el INE cataloga como "otros aceites comestibles"; principalmente el de girasol, encabeza el ránking de los alimentos que más se han encarecido en el último año, con un incremento anual del 37,9%. Cerca le sigue el aceite de oliva, que crece un 30,1%. Ambas categorías acumulan crecimientos a dobles dígitos desde junio pasado. Es más, la de "otros aceites comestibles" ha crecido siempre por encima del 30% en ese periodo, y el dato de enero es el más alto desde que lo incluye el INE. El aceite de oliva, por su parte, no veía un incremento de esas características desde agosto de 2015, cuando subió un 30,2% anual.

"Todos los costes están subiendo de manera escandalosa: energía, combustibles, plásticos, todo lo que se necesita para embotellar el aceite", dice Primitivo Fernández, el director general de la patronal de los embotelladores de aceite de oliva, Anierac, que también señala los precios en origen. Según los datos que publica el Ministerio de Agricultura, en la semana que concluyó el 6 de febrero, el precio medio de los diferentes tipos de aceites de oliva era un 37,8% superior al de la misma semana del año anterior; un 68,1% superior a la de hace dos; y un 23% más que la media de las últimas cuatro campañas. "Que el IPC del aceite de oliva crezca está justificado, pero ni si quiera se están repercutiendo esos aumentos plenamente", añade.

El aceitero es un sector muy volátil, dependiende de elementos como las lluvias, la cantidad y calidad de las cosechas, tanto en España como en otros mercados, o de cuestiones como los hábitos de consumo. En el caso del girasol, además, se da la circunstancia de que Ucrania es un país abastecedor. "Cada uno por diferentes cuestiones, pero los precios en origen crecen de una manera notable", añade Fernández.

Otras categorías

Pero no solo suben con fuerza los aceites. Las pastas siguen su tendencia inflacionista, y en enero registraron un repunte del 20% anual, tras el 15,2% de diciembre y el 10,3% de enero. También crece con fueza la carne de ovino, un 12,6%, aunque al menor ritmo de los últimos tres meses, mientras que las harinas y otros cerales se encarecen un 10,6%, casi el doble del incremento anual que registraron en diciembre.

Frutas en conserva y frescas lo hacen en el entorno del 9%, mientras que el arroz se ha encarecido un 6,9%. Leche entera, desnatada, huevos y té repuntaron en enero en el mismo porcentaje, un 6,6%. La carne de vacuno un 6% y el pescado fresco o refrigerado casi lo mismo: un 5,9%.

Solo dos categorías de las 55 analizadas por el INE han bajado de precio en el último año. Los frutos secos, un 1,1%, y "otros productos a base de cereales", un 0,2%. La carne de porcino se mantiene en el mismo nivel que en enero de 2021.

Normas
Entra en El País para participar