Tribunales

Gao Ping, a juicio por el caso Emperador y con 100 millones de fianza

El juez Calama sienta en el banquillo a un centenar de personas

Gao Ping, en un vehículo, a la salida de la prisión de Villena en 2012.
Gao Ping, en un vehículo, a la salida de la prisión de Villena en 2012.

El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama ha dictado la apertura de juicio oral por el caso Emperador, la supuesta macroorganización criminal liderada por el ciudadano chino Gao Ping para llevar a cabo una "actividad sistemática" de fraude fiscal y blanqueo de capitales entre 2010 y 2012. El magistrado envía al banquillo a Gao Ping y a otras 101 personas, entre ellas el actor de cine porno Nacho Vidal, y les impone fianzas que en el caso de los principales investigados superan los 103 millones de euros.

En su auto, notificado este martes, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 4 abre juicio oral, conforme a los escritos de acusación de la Fiscalía y la Abogacía del Estado, por delitos de organización criminal, cohecho pasivo, cohecho activo, amenazas, detención ilegal, blanqueo de capitales, contra la hacienda pública, falsedad en documento mercantil, organización criminal, tenencia de moneda falsa y delito contra la propiedad industrial.

En el caso de Gao Ping, Lizhen Yang y Weizhen Yang, el juez les impone a cada uno el pago de fianzas por más de 103 millones de euros en concepto de multas y costas, a los que deberán hacer frente en el plazo de diez días. Estos tres investigados, además, junto con otros diez, deberán garantizar de forma solidaria, en concepto de responsabilidad civil, la suma de 22,4 millones de euros.

Por estos hechos, la Fiscalía Anticorrupción pide 43 años y medio de prisión para Gao Ping como presunto cabecilla de una red criminal dedicada al blanqueo de capitales y al fraude fiscal. Además de a decenas de ciudadanos chinos, los fiscales acusan a varios españoles, incluido Ignacio Jordá González, el actor porno conocido como Nacho Vidal, para quien piden 11 años de prisión y una multa de 50 millones de euros por organización criminal, blanqueo y falsedad de documento mercantil.

Macroorganización internacional

En el auto de transformación a procedimiento abreviado (equivalente al procesamiento), el juez exponía que a partir de la diligencias de entradas y registros ejecutadas, intervenciones telefónicas, declaraciones de los investigados, y el análisis de documentación y de dispositivos de almacenamiento, "aparecen indicios racionales para considerar que los encausados forman parte de una compleja macroorganización criminal de carácter internacional, encabezada por Ping Gao".

Dicha organización, según el magistrado, estaba "compuesta de sucesivos grupos y escalones perfectamente estructurados y jerarquizados, cuyo único y común propósito" era "una actividad sistemática de fraude fiscal y blanqueo de capitales, constituyendo al efecto un entramado de sociedades pantalla, al frente de las cuales se sitúa a diferentes testaferros".

Todo ello, "confeccionando los correspondientes documentos mercantiles (facturas) y públicos (pasaportes) que resultan necesarios para dar soporte a estas actividades delictivas". Una de las vías que utilizaba la trama para el blanqueo de capitales y el fraude fiscal consistía en la recogida de dinero centralizada en polígonos de Cobo Calleja de Fuenlabrada para su posterior remisión hacia el exterior fuera de los cauces legalmente establecidos.

Buena parte de ese dinero, según el escrito de acusación de la Fiscalía, salía de España hacia China, donde se encontrarían los principales responsables de la organización, que contaba con vinculaciones en otros países como Portugal, Francia, Italia, República Checa y Hungría, lugares donde se han detectado transportes de dinero.

La investigación permitió destapar otra trama en la que un buen número de comerciantes apenas declaraba el 10 % de los productos que importaba y, con ello, también un 10 % de lo que vendía. En la red predominaban los lazos familiares, según los fiscales, que señalan que los investigados confiaban principalmente en las personas de su entorno cercano y principalmente en las personas a las que les unen lazos de sangre o parentesco político.

Muestra de la cantidad de dinero que manejaba la red es que la cantidad total de dinero que es ingresado en efectivo en entidades bancarias por sus miembros desde el año 2009 hasta el año 2012, asciende a 60.415.492,97 euros. De todo ese dinero que es ingresado, se ha llegado a contabilizar un total de 36.942.168,05 euros enviados finalmente al extranjero. La resolución del Juzgado Central de Instrucción 4 señala a la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional como el órgano encargado del enjuiciamiento de este procedimiento.

Normas
Entra en El País para participar