Inmobiliario

Ignacio Moreno lanza una nueva promotora tras vender Inmoglaciar a Cerberus

Crea la inmobiliaria Aurquia con suelos para 700 viviendas. La compañía prevé lanzar al mercado alrededor de 500 casas al año

Ignacio Moreno lanza una nueva promotora tras vender Inmoglaciar a Cerberus

Uno de los nombres más relevantes del sector de la construcción de viviendas en los últimos años, Ignacio Moreno, ha lanzado su propia promotora residencial tras vender Inmoglaciar al fondo estadounidense Cerberus. La nueva compañía se llama Aurquia y estará centrada en el segmento de la vivienda asequible.

De esta forma, Moreno vuelve como protagonista al sector promotor tan solo unas semanas después de que Cerberus se hiciera con el control total de Inmoglaciar. Realiza un movimiento similar al de Juan Antonio Gómez-Pintado, el fundador de Vía Célere que vendió la empresa al fondo Värde Partners y en los últimos meses ha lanzado la promotora Vía Ágora.

Moreno, de 48 años, salió a inicio de año de Inmoglaciar tras vender la compañía a Cerberus. En la negociación con el fondo, el directivo consiguió evitar una cláusula de no competencia, por lo que le ha permitido lanzar la empresa sin dilación.

La nueva compañía, Aurquia, estará centrada en pisos de precios asumibles, el segmento destinado a primera vivienda para jóvenes, alquiler e incluso vivienda protegida, como confirma el propio Moreno.

“Hay mucha necesidad de vivienda asequible, de viviendas de 200.000 a 250.000 euros. Las grandes promotoras se han centrado en casas de mayor precio, destinadas a la vivienda de reposición. El mercado no está cubriendo la primera vivienda”, explica Moreno sobre ese mercado enfocado a jóvenes con algo de ahorros pero no suficientes para acceder a una hipoteca.

La compañía nace ya con un ambicioso plan de poner 500 nuevas viviendas al año en el mercado, lo que la colocaría entre las 15 mayores empresas del sector en la actualidad.

Aurquia cuenta ya con suelos para levantar 700 viviendas y negocia la compra de más terrenos. El negocio comenzará en Madrid, Islas Baleares y Canarias, zonas en las que coincide que existe una alta necesidad de vivienda asequible, además de ser mercados más acíclicos.

La inmobiliaria va a utilizar recursos propios, de la venta de Inmoglaciar a Cerberus, para arrancar el proyecto y para la compra de más solares. Aunque la empresa confía en contar con financiación bancaria para comenzar a lanzar los proyectos residenciales. “Hemos comenzado a hablar con los bancos y tenemos buen feeling, nos conocen de Inmoglaciar, una empresa que se ha ganado una imagen muy sólida”.

En la actualidad, Moreno está conformando el equipo de la promotora. El objetivo es lanzar comercialmente las primeras promociones en las próximas fechas, previsiblemente en abril o mayo.

Como novedad, Aurquia también pretende estar en el segmento de la vivienda en alquiler, incluso como inversor patrimonialista, es decir, como dueño de esas casas. Este negocio está despertando un enorme interés de fondos, promotoras y Administraciones ante la elevada necesidad de este producto en las grandes ciudades, alcanzándose cifras récord de inversión en los últimos años.

Salida de Inmoglaciar

La familia Moreno constituyó hace casi cuatro décadas Inmoglaciar como gestora de cooperativas de viviendas. Ha sido una de las pocas inmobiliarias supervivientes a la crisis del ladrillo y ha seguido construyendo en los últimos años con el foco puesto en vivienda asequible.

Cerberus, uno de los fondos más activos en España con la compra de carteras de préstamos fallidos y activos adjudicados a la banca, entró en Inmoglaciar en 2017, al hacerse con alrededor del 70% de esa compañía de la familia Moreno. Posteriormente, el fondo ha ido ganando peso en la compañía al realizar ampliaciones de capital a través de aportaciones de activos (suelos para levantar viviendas). Finalmente, se hizo con toda la compañía en las últimas semanas, lo que supuso la salida de Moreno como gestor en enero.

Normas
Entra en El País para participar