CVS da positivo en los beneficios relacionados con el Covid

La cadena de farmacias obtuvo un margen del 50% con las vacunas y los test, frente al 6% de su negocio en general

Farmacia de CVS en Manhattan, Nueva York (EE UU).
Farmacia de CVS en Manhattan, Nueva York (EE UU). reuters

Una de las razones por las que la sanidad estadounidense es tan disfuncional desde el punto de vista financiero es que un paciente en la mesa de operaciones rara vez se pregunta por el coste de salvar su vida. Esto es especialmente cierto cuando una aseguradora o el Gobierno paga la factura. El mismo principio ha orientado el precio de las vacunas y test de Covid-19. Minoristas de las farmacias como CVS Health y Walgreens Boots Alliance llevaron a cabo un bien público en primera línea mientras se embolsaban un considerable beneficio privado.

CVS dijo el miércoles que el 45% del crecimiento de sus ventas al por menor el año pasado –alrededor de 4.000 millones de dólares– provino de las vacunas y pruebas de Covid-19. En su mayoría fueron pagadas por las aseguradoras, tanto privadas como gubernamentales, y en algunos casos por el Estado. Esta ganancia inesperada representó el 30% del beneficio operativo minorista ajustado de CVS, es decir, 2.300 millones de dólares. Esto implica un margen operativo de aproximadamente el 50%, mucho más que el margen general de la empresa, que ronda el 6%.

Los generosos beneficios son el coste de conseguir que el sector privado ayude a cumplir una prioridad nacional. El Gobierno estadounidense paga 75 dólares a los proveedores de las pruebas de Covid-19, o 100 dólares si procesan los resultados rápidamente o el paciente no tiene seguro. Las aseguradoras suelen pagar más o menos lo mismo. Las vacunas se reembolsan a 40 dólares por inyección. El coste marginal para los minoristas de suministrar ambas cosas no es, probablemente, más que de unos pocos dólares.

El premio de CVS por la pandemia es probablemente inmejorable. El jefe de finanzas, Shawn Gertin, dijo a los analistas el miércoles que espera que las dosis de vacunas caigan hasta un 80% en 2022, y que los test en los establecimientos se reduzcan a la mitad. Pero tanto CVS como su rival Walgreens –que administró prácticamente el mismo número de vacunas en 2021– dicen que han adquirido nuevos clientes gracias a que la gente entra en las farmacias para vacunarse o diagnosticarse.

La mini ganancia inesperada de CVS apenas tocará los costados: la compañía de 140.000 millones de dólares ha anunciado una recompra de acciones de 10.000 millones. De los 30 céntimos por acción que las pruebas y las vacunas de Covid-19 añadieron a la cuenta de resultados de la empresa el año pasado, 20 céntimos irán a parar a los accionistas en forma de un dividendo ampliado. CVS y Walgreens han suministrado más de 100 millones de vacunas para el Covid-19, y Estados Unidos debería estar agradecido. También deberían estarlo sus inversores.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías