Alternativa a Amazon

Bigblue aterriza en España para digitalizar la logística de las marcas ‘ecommerces’

Es el segundo país donde opera la startup francesa, participada por la gestora española de 'venture capital' Samaipata. Para lanzar su servicio cierra una colaboración con GXO Logistics

William Meunier, Tim Dumain y Mathias Griffe, fundadores de Bigblue.
William Meunier, Tim Dumain y Mathias Griffe, fundadores de Bigblue.

La compañía francesa Bigblue, que ofrece a las marcas y tiendas online un servicio logístico integral que abarca toda la cadena de valor (desde la experiencia de compra hasta el servicio posventa) y la gestión automática de los envíos en cualquier canal de venta (web, marketplace y retail tradicional), desembarca en España. La startup, que tiene a Samaipata, la gestora española de venture capital, como su principal accionista tras sus fundadores, ha emprendido una ambicioso proyecto de internacionalización.

Su expansión arranca por España, donde empezarán a operar este mes de febrero, pero en junio planea entrar en el Reino Unido y, más tarde, a lo largo de este año, en Italia y Alemania.

“Creemos que podemos marcar la diferencia para las marcas españolas y alcanzar los resultados que ya hemos visto en Francia: un ahorro de un 35% en los costes de logística y un aumento del 15% en la facturación al utilizar nuestra tecnología”, explica a CincoDías Tim Dumain, cofundador y CEO de Bigblue.

La compañía presume de que su servicio permite a marcas de cualquier tamaño competir con la experiencia de gigantes del retail como Zara o El Corte Inglés, y marketplace como Amazon, a precios asequibles. Inició sus operaciones en París en 2018 y hoy asegura realizar hasta 10.000 envíos diarios de compras online. Según el directivo, más de 250 marcas en Francia confían en ellos su experiencia de posventa y envíos, entre ellas la marca de cosméticos de EE UU Demarlogica o el sitio de venta de ropa francés From Future.

Dumain cuenta que han elegido España como segundo país porque es el segundo mercado de Europa donde el comercio electrónico más crece y ya mueve más de 50.000 millones de euros. En el país tienen identificadas unas 127.000 marcas que pueden ser clientes; Bigblue se dirige fundamentalmente a empresas que facturan entre 500.000 y 50 millones de euros anuales.

Un millón de envíos

“En España hay muchas marcas de moda y de belleza y bienes­tar, las dos verticales donde tenemos más experiencia, y son mercados muy grandes. Tan solo la moda mueve más de 7.000 millones de euros en España”, continúa Dumain, que asegura que quieren hacer un millón de envíos en España en su primer año de operaciones.

Otra razón que ha animado a Bigblue a apostar por España es porque “Shopify [empresa canadiense de comercio electrónico rival de Amazon] ha colocado a España como su primer mercado objetivo en Europa, y eso es otra clara señal del atractivo de este mercado”, dice Dumain. La startup francesa cuenta con integraciones con Shopify, Prestashop, WooCommerce, Magento, Wix Store, Fastmag y los marketplaces de Amazon y Rakuten.

Para gestionar los envíos en España, Bigblue ha cerrado un acuerdo de colaboración con GXO Logistics. Su primer almacén en territorio español está ubicado en Marchamalo (Guadalajara) y cuenta con 20.000 m2. La compañía, que también ayuda a sus clientes a gestionar sus inventarios, tiene otros dos almacenes en Francia, en París y en Normandía. En este país, la startup trabaja con muchos transportistas, entre ellos La Poste, la española Paack, MRW, UPS, DPD, Swoopin, B2C Europe, Chronopost, Mondial Relay y Géodis.

El directivo remarca que la ambición de Bigblue es ayudar a las marcas a vender más y mejor. “Al usar nuestra tecnología, pueden aumentar su tasa de conversión en el carrito de compras gracias a ofrecer envíos rápidos, fechas exactas de entrega, y fidelizar a los clientes con emails de tracking en línea con su imagen y su experiencia unboxing única”. Según el directivo, aportan a las marcas “un servicio como el que ofrece Amazon con su programa Prime”, añade. Blinda una solución completa para almacenamiento, gestión de inventario y entrega de última milla dentro de una única plataforma en la nube.

Dumain apunta que Bigblue está creciendo alrededor de un 400% cada año desde 2018 y que esperan facturar 50 millones de euros este año. Globalmente, la compañía tiene un equipo de 60 personas, aunque prevén cerrar el año con 100. En España, arrancan con tres personas y planean contratar a 10 personas más este año.

Bigblue va a invertir un millón de euros para arrancar su negocio en España, que estará liderado por Víctor Ruiz-Lafita. Para el próximo año la intención es invertir entre cuatro y cinco millones. La startup captó en noviembre de 2020 tres millones de euros en una primera ronda de financiación que lideró Samaipata. La compañía, que espera poder anunciar pronto la captación de más fondos, cuenta entre sus accionistas con Bpfrance, el fondo de Silicon Valley Plug and Play, y con business angels como Clément Benoit (fundador de Stuart), Thibaud Elzière (creador de eFounders) y Oliver Bonnet (director de Tecnología de Blablacar). 

El CEO de Bigblue asegura que ya están cerrando acuerdos con marcas españolas (de momento, no están autorizados a revelar sus nombres) y que su objetivo es trabajar también aquí con clientes franceses que quieren vender en España. La startup, cofundada por William Meunier (su director de Operaciones) y Mathias Griffe (su director de Tecnología), consolida todos los gastos de fulfillment de sus clientes en dos partidas: el fulfillment (incluye recepción de producto, picking, empaquetado, paquete y envío) y el almacenamiento. Asegura que las marcas no pagan ningún coste fijo ni suscripción mensual; solo paga por cada envío.

Normas
Entra en El País para participar