Empresas

Perú tomará el lunes o el martes una decisión firme sobre el derrame de Repsol

El escape de la refinería del 15 de enero puede provocar multas de 53 millones de euros

Labores de limpieza del derrame de petróleo de la refinería La Pampilla de Repsol, en Perú.
Labores de limpieza del derrame de petróleo de la refinería La Pampilla de Repsol, en Perú. DPA vía Europa Press

El Gobierno peruano tomará el lunes o el martes "decisiones firmes" respecto a la situación de la empresa Repsol en el país, tras el derrame de petróleo del día 15 en la costa central peruana, aseguró este sábado el ministro de Comercio Exterior y Turismo, Roberto Sánchez.

El ministro mencionó que para tomar la decisión será importante conocer el informe de la misión de expertos de Naciones Unidas que se encuentra en el país para asistir al Gobierno en la respuesta a este desastre ecológico, que ya ha afectado a unos cien kilómetros de costa, mientras que el área que abarca la mancha de crudo es de aproximadamente 11,9 kilómetros cuadrados entre el mar y las playas.

Sánchez criticó que Repsol haya desplegado una campaña internacional para responsabilizar del derrame al oleaje anómalo ocasionado por la erupción volcánica en Tonga y aseguró que la empresa cometió un acto "flagrante" al no reconocer desde un inicio la cifra real de los barriles de petróleo que se derramaron en el mar peruano.

El viernes, la compañía española informó en un comunicado de que la cantidad de crudo derramado alcanzó los 10.396 barriles (1,65 millones de litros), una cifra notablemente superior a los 6.000 barriles que había señalado en días anteriores y levemente menor que los 11.900 barriles (1,9 millones de litros) estimados por el Ministerio del Ambiente.

En un primer momento, Repsol solo reportó a las autoridades peruanas la pérdida de 0,16 barriles (unos 25 litros).

Por otro lado, Sánchez destacó la decisión del Poder Judicial de aprobar la petición fiscal de impedimento de salida del país por 18 meses para cuatro altos funcionarios de Repsol, incluido el director ejecutivo de la empresa en Perú, Jaime Martínez-Cuesta.

También el Poder Judicial declaró fundado el requerimiento fiscal de incautación del buque italiano Mare Doricum, la nave que en el momento del accidente estaba descargando casi un millón de barriles procedentes de Brasil para ser procesados en la Refinería La Pampilla, ubicada en Ventanilla, municipio de la región portuaria del Callao, cercana a Lima.

Mientras el Ministerio Público busca determinar los responsables de la catástrofe ambiental, cuyas causas aún son confusas, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), adscrito al Ministerio del Ambiente, adelantó que Repsol incumplió los plazos de 3 de las 12 medidas administrativas dictadas para limpiar el crudo, por lo que advirtió de que la empresa se expone a multas millonarias.

En concreto, el OEFA detalló que, de incumplir todas medidas impuestas, Repsol se enfrenta a hasta 49.200 unidades impositivas tributarias (UIT) en multas, lo que equivale a 226 millones de soles (unos 53 millones de euros).

Por su parte, la compañía informó este sábado en un comunicado de que, como parte de las acciones que viene desplegando, ha firmado un acuerdo de colaboración con la Asociación de Pescadores del distrito de Ancón, que representa a más de mil pescadores.

La empresa agregó que el 35% del petróleo derramado ya se ha recuperado mediante las labores de limpieza del mar y de las playas, en la que están trabajando cerca de 2.500 personas y decenas de embarcaciones en alta mar.

Normas
Entra en El País para participar