Noticia patrocinada

Los empleados de las pymes apuestan por un modelo de trabajo híbrido

Una encuesta de Zoom recoge que el 40,4% de los trabajadores prefiere un sistema flexible

Los empleados de las pymes apuestan por un modelo de trabajo híbrido

El teletrabajo apenas era una experiencia piloto de un puñado de empresas pioneras cuando, de la noche a la mañana, se coló en miles de hogares. La pandemia obligó a improvisar en tiempo récord y, en la mayoría de los casos, a familiarizarse con unas habilidades digitales que apenas se conocían.

Hace dos años, muy pocos habían participado en videoconferencias ni habían cumplido su jornada laboral sin salir de casa. Hoy, conocidas las ventajas del trabajo en remoto y los instrumentos necesarios para atender las exigencias profesionales, la mayoría quiere disfrutar de su flexibilidad.

Una vez transcurrido este tiempo, Zoom, la plataforma de comunicaciones, ha hecho una encuesta a los empleados de las pymes españolas para saber qué piensan sobre los distintos modelos de trabajo y conocer hacia dónde creen que nos podemos estar dirigiendo.

El 40,4% de los empleados prefiere un modelo de trabajo flexible

Los resultados de la misma apuntan hacia una preferencia por parte de estos hacia el trabajo híbrido. Así, el 56,7% de los empleados de pequeñas y medianas empresas en España cree que, de aquí a dos años, estas apostarán por un modelo mixto. Y aunque la realidad actual recoge que el 62,5% de los encuestados señala que sus empleadores han regresado a la presencialidad, cuando se les pregunta qué modelo de trabajo preferirían, el 40,4% apuesta por un modelo flexible, seguido por un 34% que elegirían el presencial y un 25,6% que se inclinan por el remoto.

Más recursos

Del sondeo también se desprende que las pymes han procurado dotarse de los recursos necesarios para garantizar la efectividad del teletrabajo, aunque aún tienen margen de mejora. Así, el 23% de los trabajadores considera que su empresa ha hecho los deberes, mientras que un 36,8% propone seguir avanzando en este modelo con una plataforma de videoconferencia más completa, con ordenadores portátiles más potentes y operativos o con dispositivos periféricos complementarios.

De hecho, el 44,3% señala que lo más importante en un trabajo flexible es “contar con una plataforma de comunicaciones unificadas” que incorpore, además de videoconferencias, herramientas de colaboración y productividad y chat, entre otras posibilidades.

Los empleados de las pymes apuestan por un modelo de trabajo híbrido

Para hacer frente a estas necesidades, Zoom “ofrece una plataforma completa que permite a los trabajadores contar con un entorno de trabajo flexible y todas las herramientas y los recursos necesarios que permitan seguir esa filosofía de trabajo”, explica David Calvo, EMEA South Enterprise Manager de la compañía. “Consideramos que el trabajo ya no es solo un lugar”, reflexiona, “sino un espacio en el que nos reunimos para colaborar de muy distintas maneras”.

Coworking y tecnología

Estos cambios han tenido también un gran impacto en el impulso de nuevos espacios de coworking para trabajar y la necesidad de mejorar la tecnología para conectarse.

A pesar de que la encuesta refleja que solo el 12,9% de las pymes tiene un despacho o escritorio en una oficina compartida y el 11,8%, una oficina en un espacio de coworking (frente al 75,3% de los casos que la tienen en propiedad o en alquiler), se espera que en 2030, estos espacios alcancen el 30% del mercado de oficinas en España, según datos de Savills Aguirre Newman.

En 2030 se espera que un 30% de las oficinas ya no sean en propiedad, sino compartidas

Desde la compañía IWG, que gestiona este tipo de espacios, Philippe Jiménez, su director en España, considera que “tanto el trabajo desde nuestros propios domicilios, como en centros de trabajo flexible, exige que los profesionales tengan a su disposición conexiones de red de alta calidad, seguridad total en sus conectividades y control en la gestión y transferencia de datos”. Y añade que la posibilidad de mantenerse conectados a través de Zoom “ha abierto la expansión de trabajadores hacia ciudades de provincia en España, como Sevilla o Bilbao” que, en los últimos meses y según sus datos, “han tenido un crecimiento en las visitas”.

En Talent Garden, otra red de espacios compartidos orientados a las pymes, su responsable de operaciones en España, Suely Figueiredo, señala las necesidades que se han creado en estos momentos y que “antes no eran cruciales”, como buenos equipos de sonido en las salas de reuniones o su insonorización. Esto los ha llevado a “disponer no solo de salas de reuniones físicas”, sino que “también hemos creado salas de reuniones digitales con Zoom que nuestros miembros pueden reservar”.

Para Figueiredo, lo más interesante es ver “las infinitas combinaciones que tienen lo online y lo offline, ver cómo ambos mundos se retroalimentan” con una plataforma como esta que, compatible con el auditorio del espacio de coworking, genera una experiencia “mucho más rica y mucho más creativa”.

Normas
Entra en El País para participar