Tecnología

Las ‘big tech’ contienen el aliento ante los cambios en Protección de Datos

Se espera que el nuevo presidente de la AEPD para sustituir a Mar España sea elegido a finales de febrero 

Se presentan nueve candidatos para el puesto

Las ‘big tech’ contienen el aliento ante los cambios en Protección de Datos
Getty Images

Google, Amazon, Facebook y Apple son gigantes con tentáculos por todo el planeta, también en España. Las caras de las cúpulas de los diferentes garantes de la protección de datos en los países de la UE son cruciales para sus negocios. Y ahora se está en pleno proceso de elección de los nuevos jefes de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), después de que la actual directora, Mar España Martí, haya estado en funciones desde el verano de 2019. Ya es hora de poner el punto final a esta necesaria renovación.

La AEPD ha sido, además, el pepito grillo que se ha enfrentado a grandes multinacionales estadounidenses sin temblarle el pulso. Fue la que declaró la guerra a Google en cuanto al denominado derecho al olvido, y consiguió que los ciudadanos puedan evitar que aparezcan resultados en el buscador de consultas que incluyan su nombre si las referencias son inadecuadas, irrelevantes o excesivas. Así lo consagró una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 2014, que obligó incluso a modificar la directiva europea de Protección de Datos.

Fue entonces cuando quedó meridianamente claro que la AEPD no es una pequeña oficina en España con poco más de 150 funcionarios; es el representante en el país de la Comisión Europea. Es más, en el caso de que la agencias encargada principal de la vigilancia de una empresa concreta sea blanda, las otras autoridades de la Unión Europea pueden exigirle que corrija su decisión. Las denominadas GAFA (Google, Apple, Facebook y Amazon), que, si incluimos a Netflix, adoptan el acrónimo de FAANG, están sometidas por completo a su poder en cuanto al uso de los datos personales.

La gran mina de oro de las empresas tecnológicas son los datos personales de sus usuarios. La persona que esté al frente de este supervisor tendrá mucho que decir en las diferentes hojas de ruta de los negocios que adopten en España. Son nueve candidatos a la presidencia (13, si se incluyen también los que optan a la adjuntía) de la AEPD, y se espera que la decisión definitiva, una vez realizadas ya las entrevistas personales, se adopte a mediados o finales del próximo mes de febrero.

La Agencia tiene gran poder sobre cómo gestionan las tecnológicas la privacidad

El PSOE y el PP acordaron en octubre designar como presidenta a Belén Cardona –catedrática de Derecho del Trabajo y actual subsecretaria de Justicia, Interior y Administración Pública de la Generalitat valenciana– y Borja Adsuara, abogado y consultor en derecho digital, como su adjunto. Pero existe un procedimiento regulado por ley, que ha de seguirse al pie de la letra.

Javier Aparicio Salom, abogado del Estado en excedencia, actual socio director del departamento de protección de datos y nuevas tecnologías de finReg 360 y jefe del gabinete jurídico de la propia AEPD entre 1998 y 1999 y candidato a la presidencia, se muestra convencido de los poderes de la Agencia como escudo para los ciudadanos ante el uso indebido de los datos por parte de las empresas. Pero, al mismo tiempo, es un firme defensor de que se vaya regulando para que la economía avance.

Así, considera que la creación de un sandbox (banco de pruebas) para sectores distintos al financiero, y asegura que “la AEPD tiene que lograr que las empresas crezcan al calor de la regulación”, según declaró en una entrevista publicada en CincoDías el pasado 18 de enero. “Todo el progreso digital de la economía depende de los datos personales”, añadió.

La Agencia, con Mar España al frente, ya ha dado pasos de gigante para acompañar a todos los sectores económicos, al poner negro sobre blanco su función consultiva. Con las reglas fijadas de antemano, la AEPD se convierte en una colaboradora de las empresas en sus proyectos de innovación, aunque sin perder el foco de su gran misión: controlar y supervisar a las empresas, con especial marcaje a las compañías tecnológicas.

España ganó la batalla a Google y se implantó el ‘derecho al olvido’

La misión de lanzar un nuevo plan estratégico

  • Hoja de ruta. La AEPD marcó su plan estratégico de 2015 a 2019, bajo la batuta de su actual directora, Mar España, pero ahora mismo la Agencia carece de un plan para los próximos años, debido a que el mandato de su actual jefa está caducado. Esto no quiere decir que el organismo, ni mucho menos, haya dejado de trabajar, pero deberá será la nueva cúpula la que tenga que trazar el camino de la AEPD para los próximos años.
  • Responsabilidad social. Sí está vigente el plan de acción de responsabilidad social de la Agencia, pues su fecha de caducidad está marcada para 2024. En él aparecen diferentes iniciativas, como las de promover alianzas para impulsar el emprendimiento tecnológico vinculado a la privacidad, colaborar con aquellas instituciones que financian y promueven las investigaciones e iniciativas empresariales en tecnologías avanzadas para que se alineen a los principios de protección de datos.
  • Más plantilla. En su última memoria, correspondiente a 2020, la AEPD explica que su plantilla asciende a 169 profesionales y que “persiste la necesidad de incrementar el número de empleados del ente, especialmente en la subdirección general de Inspección de Datos a efectos de adaptar la estructura de la misma a las nuevas funciones y formas de trabajar que se han establecido tras la aprobación de la nueva normativa en materia de protección de datos”.
Normas
Entra en El País para participar