La pandemia acelera el aprendijaze de idiomas

El actual panorama laboral influye en la necesidad de aprender inglés del 78% de los encuestados por el British Council

El francés y el chino cogen fuerza en las vacantes

La pandemia acelera el aprendijaze de idiomas
Getty Images

El propósito de aprender inglés ha crecido un 40% después del confinamiento. Así lo demuestra el último estudio del British Council ¿Cómo ha cambiado el Covid tu vida y tu modo de estudiar inglés?, que reúne las respuestas de más de 3.500 personas interesadas en su aprendizaje en España. Pero hay otro dato que refleja el porqué. El panorama académico y laboral actual ha influido en la necesidad de aprender el idioma del 78% de los encuestados. En 2020, en cambio, no llegaba al 40%.

Para el profesor del British Council Ben Rowdon, solo hay que asistir a una reunión de trabajo online para apreciar la importancia de manejar el inglés. “Muchas veces no sabemos ni de qué país son las personas con las que coincidimos, así que, para bien o para mal, el inglés es la lengua franca en los negocios”, afirma.

El principal aspecto que los sondeados reconocen que necesitan mejorar es la expresión oral, pero Rowdon sostiene que la expresión escrita es la competencia que realmente muestra el grado que competencia y control: “Mientras que la primera es la competencia más importante para una comunicación inmediata, no será de gran ayuda en el mercado laboral si no va acompañada de la precisión y disciplina requeridas en un ejercicio de escritura”. El profesor defiende, por tanto, una mezcla equilibrada de todas las competencias, lo que conlleva la necesidad de un título que las certifique.

En ese sentido, el responsable de servicios de evaluación de Cambridge English para España y Portugal, David Bradshaw, cree que “poseer y poder demostrar un nivel alto o muy alto de inglés tendría un importante impacto en las perspectivas laborales del individuo”. Además, destaca que mientras que antiguamente el enfoque principal era el estudio de la gramática, actualmente la metodología está mucho más dirigida hacia la comunicación efectiva, que incide en el uso del idioma en situaciones de comunicación real

De hecho, la directora de comunicación y estudios de InfoJobs, Mónica Pérez, recuerda que, con el paso del tiempo, es normal perder parte del nivel demostrado en su día. Por eso, “la mejor manera que tienen muchas empresas de valorar el nivel de inglés es a través de una prueba específica o realizando la entrevista en inglés, en vez de solicitar el título”, explica.

A comienzos de año, InfoJobs preguntó a los trabajadores españoles acerca de sus propósitos laborales para 2022 y el 56% señaló que desea aprender o perfeccionar un idioma durante el nuevo año. El inglés ha sido siempre la prioridad, pero, de acuerdo con los datos de la plataforma, el porcentaje de vacantes que lo solicitaban en 2021 bajó al 15,8%, frente al 19,3% de 2019.

Francés y chino en auge

Por el contrario, el francés y el chino han cobrado mayor importancia profesional. En 2018, solo un 2,6% de las vacantes requerían francés y un 0,1% chino, mientras que en 2021 subió al 4,5% y 0,8%, respectivamente. “España es un país en el que cada vez trabajan más personas provenientes de otras partes del mundo, con las implicaciones que esto tiene a la hora de plantearse aprender un idioma”, advierte Pérez.

El director general de Ringteacher, David Bastida, justifica que “cuando el inglés pasa de ser un plus laboral a un requisito obligatorio, lo normal es que otro idioma ocupe ese puesto vacante”. La compañía ofrece clases de inglés por teléfono o videollamada con profesores nativos y, para su director, la posibilidad de conciliar el trabajo en remoto con clases online ha sido uno de los detonantes a la hora de decidirse a aprender el idioma. “Muchas personas que se mostraban reacias a este sistema han descubierto su valor pedagógico”, comenta.

La categoría con mayor porcentaje de vacantes que solicitaban inglés en 2020, según InfoJobs, fue administración de empresas (45%), seguida por educación y formación (43%) e ingenieros y técnicos (42%). Las que menos lo piden son profesiones, artes y oficios (3%), comercial y ventas (5%) y compras, logística y almacén (8%). “El mercado laboral es cada vez más competitivo y la formación constante comienza a ser un requisito cada vez más importante, también en lo que se refiere a los idiomas”, recuerda Pérez.

Para Bastida, quienes carezcan de esta habilidad nunca serán considerados para un ascenso o una mejora laboral. “El inglés hablado es llave y candado para cualquier trabajo, ya que abre muchas posibilidades y te asegura conservar tu puesto”, recalca.

Normas
Entra en El País para participar