Valor a examen

Cellnex, la ocasión para aprovechar su potencial

La expectativa de alzas de tipos y la incertidumbre en torno a su compra en Reino Unido provocan la corrección pero el valor no pierde el respaldo de los analistas, que refuerzan su consejo de compra

Servicios de infraestructuras de telecomunicaciones de Cellnex Italia.
Servicios de infraestructuras de telecomunicaciones de Cellnex Italia.

El arranque del año de Cell­nex en Bolsa nada tiene que ver con la proyección de los analistas sobre la compañía. Partía como una de las favoritas para 2022, y acumula un retroceso del 15%. Su comportamiento está entre los peores del Ibex, a pesar de que el 90% de los expertos recomienda adquirir el valor y de que algunas firmas incluso han aprovechado la caída para elevar su recomendación a comprar, como es el caso de Alantra. Tras el descenso, el potencial que el consenso de mercado da a Cellnex es del 55%.

Para Juan Peña, de GVC Gaesco Valores, son dos los motivos que han provocado la desaceleración de la entidad: “El primero está más ligado a la macro y afecta a todo el sector, y es el hecho de que se está produciendo un trasvase por parte de los inversores hacia activos más ligados a la renta fija en un momento en el que las rentabilidades de los bonos han repuntado”. La tensión inflacionista empujará a Estados Unidos a subir los tipos este ejercicio, mientras que el rendimiento del bono alemán se ha situado en positivo por primera vez desde 2019.

Tal y como menciona Peña, empresas como American Tower, Crown Castle, SBA Communications, Inwit y Vantage Towers –competidoras de Cellnex– pierden más del 10% en 2022. Hay que tener en cuenta también que el grupo español llegó a ganar el 330% desde su OPV de 2015, hasta el récord que alcanzó en agosto pasado.

El segundo factor que ejerce presión sobre Cellnex, y que describe Juan Peña, está relacionado con “la incertidumbre en torno a la compra de las torres de telefonía móvil de Hutchison en Reino Unido. El regulador [CMA, por sus siglas en inglés] quiere imponer unas condiciones severas al considerar que afecta a la competencia”, dice. Por este motivo, prevé que la volatilidad domine la acción en el corto plazo, hasta conocer la decisión de la CMA el 7 de marzo.

Con el objetivo de que la operación llegue a buen término, Cellnex acaba de plantear al regulador desinvertir hasta un máximo de 1.100 torres, un 8% del total de la cartera que surgiría de integrar ambas empresas. “Cellnex es una inversión de calidad en el medio y largo plazo”, afirma Peña.

El mercado está preo­cupado en cómo puede afectar la inflación y el repunte de los tipos de interés en los negocios de las cotizadas. Con respecto a Cellnex, los analistas han estado haciendo números y el resultado no parece adverso. Renta 4, por ejemplo, eligió a Cellnex entre sus cinco stock picking del Ibex para 2022 porque “suele tener un buen comportamiento en escenarios inflacionistas; prácticamente toda su deuda está a tipo fijo y la mayoría de sus contratos están ligados a la inflación”, explican desde la firma, que destaca “sus buenos fundamentales”. A septiembre pasado, Cellnex presentaba una deuda de 8.613 millones–el 88% está referenciada a tipo fijo– y una liquidez de 14.300 millones; los ingresos repuntaron el 53%.

Bank of America reconocía esta misma semana en un informe sobre telecos que “las presiones inflacionistas pesan sobre las ganancias”, y recomendaba “seleccionar acciones con catalizadores para generar valor y con relativo poder de fijación de precios, reducción de costes, y con capacidad de establecer medidas para contrarrestar la inflación”. En este contexto, Cellnex es su elegida en el sector de infraestructuras de comunicación.

El banco asegura que “la percepción negativa actual del valor está equivocada”. “Cellnex está bien posicionada para explotar una posible consolidación en el negocio de las torres móviles, tiene un enfoque industrial a largo plazo y las asociaciones que mantiene con clientes representan un diferenciador clave para los inversores financieros puros”, argumenta.

Para Tito Guillermo López, de Singular Bank, Cellnex presenta “un nivel de sobreventa muy alto, similar al de marzo de 2020 [perdió el 37% en un mes]”. El experto destaca que “el modelo de crecimiento se mantiene y que es un buen momento para entrar”.

Accionistas y agencias de rating arropan a la compañía

Refuerzos. La debilidad de Cellnex en Bolsa ha sido aprovechada por algunos grandes inversores. Chris Hohn, que dirige y gestiona el fondo The Children Investment Fund, elevó la participación en la compañía del 5,005% al 5,795%. BlackRock también incrementó su posición en Cellnex hasta el 5,207% desde el anterior 5,024%. Edizione, el holding de la familia Benetton, se mantiene como primer accionista, con un 8,532%. Mientras, D. E. Shaw & Co es el único hegde fund con posiciones cortas, del 0,60% del capital.

Rating. Fitch ha reafi­rmado esta semana el rating de Cellnex en BBB- con la perspectiva estable. La agencia reconoce que “el apalancamiento habría sido alto a finales de 2021”, pero al mismo tiempo observa que “la capacidad de desapalancamiento” sigue siendo fuerte. En su opinión, los contratos a largo ofrecen una “alta visibilidad del flujo de efectivo en el sector de las torres”.

Ampliación. El grupo realizó una ampliación de capital el pasado año con éxito por 7.000 millones a 36,3 euros. A pesar de la caída, la acción está un 20% por encima del precio de la oferta.

Normas
Entra en El País para participar