España

La banca arranca el año con fuerza, ¿podrá seguir al alza sin que suba el euríbor?

El mercado eleva la valoración de los bancos españoles pero no espera aún la mejoría del negocio

El euríbor, clave para el sector, no empezará a subir hasta fin de 2022

Euríbor pulsa en la foto

La banca española ha comenzado el año en Bolsa de forma fulgurante. La expectativa de subidas de tipos en EE UU, que se acelera según se mantiene firme la inflación, está dejando alzas en lo poco que va de 2022 del 20% en CaixaBank, del 17% en Sabadell y del 16% en Bankinter. El horizonte sin alzas de tipos a la vista que ha lastrado las cotizaciones durante años parece que toca a su fin, aunque esa subida vaya a tardar en llegar a la zona euro.

El simple cambio de rumbo de los bancos centrales –con el BCE varios pasos por detrás de la Fed– está bastando para elevar las valoraciones de los bancos. Sin embargo, el efecto visible del alza de tipos en la cuenta de resultados se hará de rogar, lo que aún retrae a algunos inversores de jugar plenamente la carta de las subidas de la banca en Bolsa y es un aviso sobre la continuidad del rally de este inicio de año.

La clave para que por fin repunte el margen de intereses de los bancos, y con ello el beneficio, está en el euríbor, que apenas se ha inmutado en estas últimas semanas de alzas de rentabilidades en los bonos. Sigue en terreno de mínimos históricos (-0,47%), apegado al nivel actual de la tasa de depósito del BCE, en el -0,5%, y la previsión es que apenas haya repuntado entre 10 y 15 puntos básicos a final de año.

“No se moverá al alza hasta que haya expectativa de alzas de tipos en la zona euro a doce meses vista y la primera subida del BCE podría no llegar hasta finales de 2023”, explica José Manuel Amor, analista de AFI, donde prevén un euríbor a doce meses entre el -0,35% y el -0,4% a final de este año. En CaixaBank Research, según explica Ricard Murillo, esperan también un alza muy gradual de la cotización de esta referencia hipotecaria, hasta el -0,35% en diciembre de este año, una subida que podría ser más evidente tras el final en el mes de junio de las subastas bonificadas TLTRO III del BCE.

Los expertos ven márgenes débiles este año por el fin de la TLTRO y una leve alza del crédito

El incremento del euríbor será el detonante para repreciar al alza una cartera de crédito en su gran mayoría a tipo variable y en la que las hipotecas representan alrededor del 50%. Según explica Nuria Álvarez, analista de Renta 4, “para recoger el 100% del efecto del alza del euríbor en cuenta de resultados estamos hablando a doce meses vista. Nos pondríamos en la segunda mitad de 2023 o primera mitad 2024 para ver realmente el efecto positivo de la repreciación de la cartera de crédito”.

Entre los inversores y firmas de análisis, el año ha comenzado con relativo optimismo sobre la banca española, que continúa cotizando con descuento pese a las subidas en Bolsa, con la excepción de Bankinter, ya muy cerca de su precio sobre valor en libros. Barclays asegura ser constructivo en banca española y sobrepondera Santander, CaixaBank y Unicaja. Destaca que los bancos españoles cotizan con descuento frente a sus semejantes europeos pero reconoce, en línea con el conjunto de analistas, que el margen de intereses continuará bajo presión a causa del fin de la liquidez bonificada de las líneas TLTRO del BCE, de un crecimiento del crédito a empresas aún por detrás del de particulares y de unos bajos rendimientos de la cartera bonos.

En UBS, prevén que el rendimiento del bono español a una década suba al 1,3% a finales de 2023, fecha en la que espera un alza de tipos por parte del BCE de 30 puntos básicos. “Este incremento es moderado frente a otras geografías pero suficiente para crear demanda sobre los bancos domésticos españoles dada su mayor sensibilidad a las subidas de tipos en comparación con el conjunto de la banca europea”, añaden en UBS. La firma ha elevado ligeramente su valoración de CaixaBank y Bankinter pero mantiene en ambos su consejo en neutral y solo recomienda comprar Unicaja entre los bancos domésticos.

Para UBS, que no ha incluido en sus estimaciones aún los efectos de una subida de tipos, “será interesante ver si puede ser sostenible la continuidad de la subida en Bolsa de la banca española” por la expectativa de alza de tipos.

En HSBC se muestran prudentes en banca española, aunque acaban de elevar a comprar a Sabadell. “Las entidades no están fuera de peligro aún, la presión sobre los márgenes y un leve crecimiento del crédito son factores adversos en el corto plazo para los ingresos y no están considerados del todo en las estimaciones del consenso”, señala.

A la cabeza de la banca europea

Españoles y británicos. La entidad que dirige Gonzálo Gortázar es la que más sube en lo que va de año en Europa, en un ranking en el que la banca española y la británica –que sí se puede beneficiar ya de la subida de tipos del Banco de Inglaterra– destacan en las primeras posiciones. La presencia en Reino Unido da precisamente mayor atractivo a Sabadell, cuyo descuento, aún del 70% sobre valor en libros, se hace todavía más evidente a la vista de que el alza de tipos es ya una realidad en ese mercado, según apunta UBS. HSBC y JB Capital acaban de elevar a comprar su consejo sobre Sabadell.

CaixaBank. Es el banco español doméstico con mayor porcentaje de recomendaciones de compra, del 56% del total, otro 40% de mantener y un único consejo de venta, según el consenso de Bloomberg. Tras el rally, su actual potencial alcista no llega al 5%. De acuerdo con estimaciones de Citi, Caixabank figura entre las grandes entidades europeas más correlacionadas con el alza del bono de EE UU, junto a las británicas y la holandesa ING.

Normas
Entra en El País para participar