Los ‘hedge funds’ flojearon en 2021, pero los más grandes se han forrado

Los fondos de inversión libre solo lograron un retorno del 10% el año pasado

Ken Griffin, fundador y consejero delegado de Citadel.
Ken Griffin, fundador y consejero delegado de Citadel.

Los fondos de inversión libre (hedge funds, en la jerga) tiene un halo de glamour que muy a menudo no se compadece con la realidad. En 2021, este tipo de vehículos logró una rentabilidad media del 10,3%, lejos de la obtenida por las principales Bolsas mundiales. Eso sí, un puñado de los hedge funds más famosos consiguió unos retornos acumulados de 65.000 millones de dólares (57.000 millones de euros).

Este tipo de vehículos son como los fondos, pero sin casi reglas sobre dónde pueden o no pueden invertir. Por ejemplo, pueden tener su cartera concentrada en solo una o dos posiciones. O pueden endeudarse salvajemente, lo que multiplica las ganancias y las pérdidas. También pueden invertir en todo tipo de instrumentos financieros, especialmente opciones en corto para apostar por la depreciación de un activo. Eso sí, tiene unas reglas tan laxas que no están abiertos a todos los públicos. Además, tampoco tienen por qué reportar sus rentabilidades ni ofrecer liquidez a los accionistas en todo momento.

Esta desregulación debería ser una ventaja, pero lo cierto es que en los últimos años no lo ha sido. Al menos de media. En los tres últimos lustros, ha sido más rentable invertir comprando un fondo convencional que replicara la evolución del S&P 500, a bajo coste, que hacerlo a través de hedge funds, que cobran unas comisiones elevadas.

En 2021, un año con fuertes revalorizaciones bursátiles, los hedge funds especializados en tomar posiciones cortas, han tenido una pobre evolución. También en los que buscan rentabilidad invirtiendo en solo un puñado de compañías, al margen de los grandes nombres: Apple, Google, Amazon, Facebook...

De media, los fondos de inversión libre rentaron el año pasado un 10,3%, de acuerdo con los datos de HFR. En cambio, el S&P 500 subió un 27% y el índice de Bolsa mundial MSCI World un 20%. Después de varios años de malos resultados, muchos inversores están huyendo de los hedge funds para invertir en fondos de capital riego (que invierten en compañías no cotizadas, o en deuda de mercados privados). Entre 2019 y 2020 salieron 145.000 millones de euros de fondos de inversión libre.


Dispersión de resultados

El que la industria no haya tenido un resultado brillante no quiere decir que unos pocos jugadores no hayan conseguido excelentes rentabilidades. Firmas como Citadel (fundada y dirigida por Ken Griffin) o TCI (de Chrisopher Hohn) han conseguido en 2021 sus mejores resultados en una década.

De acuerdo con los datos recopilados por el diario Financial Times, los 20 hedge funds más rentables lograron de forma agregada unos retornos de 65.000 millones de dólares (57.000 millones de euros). 

En el caso de Citadel, sumó 8.200 millones de dólares para sus inversores (+26%), con una variedad de fondos y estrategias.

Normas
Entra en El País para participar