Seguridad Social

Escrivá propone que el sistema de cotización de autónomos tenga cuotas entre 184 y 1.267 euros desde 2031

Fija una base mínima de cotización de menos de 600 euros que empezaría a aplicarse en 2023 y su cuota experimentaría una leve rebaja respecto a la de 2022 hasta los 282 euros

El Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.
El Ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones que dirige José Luis Escrivá, ha presentado hoy a las asociaciones de autónomos su propuesta para el nuevo sistema de cotización a la Seguridad Social, que estarán en función de sus ingresos reales en lugar de poder elegir la base por la que cotizar, como ocurre en la actualidad. Se trata de un sistema con 13 tramos que partirá de un suelo para los que ganan 600 euros o menos al mes hasta los que ingresan 4.050 o más, según explican fuentes de la negociación.

No obstante, la propuesta incluye un periodo transitorio de nueve años en los que la cuota que pagarán estos autónomos se irá adaptando a sus ingresos de forma que aquellos que ganan menos de 600 euros y los que ingresen entre 600 y 900 euros al mes --que serían los dos primeros tramos-- irán viendo año a año disminuir su cuota hasta fijarse en los 184 euros al mes en 2031. El tercer tramo propuesto (de 900 a 1.125,90 euros) tendrá la misma cuota durante todos los años (294 euros9; y el cuarto tramo (1.25,90 a 1.300 euros) pagaría una cuota de 352 euros igualmente durante todo el periodo transitorio. Si bien, a partir de este tramo se establecen otros nueve a los que cada año se les incrementará la cuota hasta llegar a los 1.267 euros mensuales en 2031.

El cambio persigue que los autónomos, al igual que hacen los asalariados, aporten a la Seguridad Social un porcentaje que tenga relación con sus ingresos y no puedan escoger sus aportaciones, lo que ahora permite que más del 80% del colectivo esté acogido a base mínima como si los ingresos de todos ellos fueran de 944 euros mensuales a lo que corresponde una cuota mínima de 294 euros al mes. De ahí que desde la Seguridad Social insistan en que este nuevo sistema será "mucho más justo" porque permitirá pagar menos a los que ganen menos de 600 euros y obligará a pagar más cuanto más ingresos se declaren, mientras que ahora puede estar pagando lo mismo (294 euros al mes) un autónomo que gane 600 euros o menos que otro que gane 4.000. Además, las mayores aportaciones generarán mayores prestaciones (pensiones, bajas laborales, etc.)

Pero dado que se tratará de un sistema de implantación progesiva, el primer año de aplicación, las cuotas oscilarían entre 282 para los que ganen menos de 900 euros –con lo que experimentarán una leve rebaja respecto a los 294 euros actuales– y un máximo 352 euros para aquellos que ganen 1.125 euros o más.

Según los cálculos de la Seguridad Social, con este nuevo modelo dos de cada tres autonómos pagará menos que en la actualidad, mientras que el tercio restante experimentará un progresivo y fuerte aumento de sus cuotas a lo largo de los próximos años.

La de ayer fue la primera toma de contacto para la negociación efectiva de este nuevo modelo en el que se derán acordar los detalles de como se determinarán los ingresos reales para adjudicar los tramos. Pero todo apunta a que el autónomo deberá estimar cuales van a ser sus ingresos trimestrales y, una vez hecha la declaración, deberá ajustar sus pagos con la Seguridad Social.

Además se dará la posibilidad de cambiar de base de cotización hasta seis veces al año. Y el Gobierno pretende mantener la tarifa plana, aunque incrementada al entorno de los 70 euros mensuales. Si bien este último punto como el resto seguirá negociandose las próximas semanas y ya se ha previsto una nueva reunión para el lunes que viene.

Distintas impresiones

La reunión mantenida hoy entre los responsables de la Seguridad Social y las asociaciones de autónomos dejó distintas impresiones entre los asistentes. Los negociadores del ministerio consideraron que las pegas puestas a su propuesta eran meramente técnicas y aspiran a que haya pronto un acuerdo.

Sin embargo, desde ATA rechazaron de plano este sistema que aseguran “es aún más injusto que el actual”. La principal crítica que le hacen es que no se considerarán los ingresos reales como los rendimientos netos y la capacidad de desgravación conjuntamente. A lo que la Seguridad Social responden que la mayoría de quienes paguen más están entre el millón de autónomos societarios que tienen más desgravaciones.

Normas
Entra en El País para participar