Telefónica alcanza las 1.513 solicitudes para el plan de bajas voluntarias, por encima que en años anteriores

El plazo de adhesión se extiende hasta el día 20 de enero

El número máximo de salidas ronda las 2.980

Emilio Gayo, presidente de Telefónica.
Emilio Gayo, presidente de Telefónica.

Telefónica España había recibido hasta este miércoles un total de 1.513 solicitudes para el plan de bajas voluntarias (PSI) acordado con los sindicatos. El plazo de adhesión finaliza, de forma improrrogable, el próximo día 20, según indicó UGT en un comunicado.

Según fuentes del sector, el número actual de solicitantes está por encima de la media de planes similares anteriores en similar periodo de tiempo. En principio, la adscripción suele tener un repunte en los últimos días del plazo para solicitar la baja. En cualquier caso, según indicaron, es complicado que las solicitudes alcancen el 100% del total de posibles bajas establecidas en el citado plan.

La teleco, no obstante, estima que se inscriban en torno a 2.700 empleados al citado programa de bajas voluntarias, de tal forma que ya habría cubierto cerca del 56% del total.

La compañía y los sindicatos firmaron a final de 2021 un amplio acuerdo, que incluía un nuevo plan social de empleo, la prórroga del convenio colectivo hasta final de 2023, así como un nuevo programa de bajas voluntarias. El número total de posibles solicitantes para este plan ronda las 2.980 personas de un colectivo de cerca de 4.500 empleados que cumplen los requisitos. Al plan pueden adherirse los trabajadores que cumplan 55 años o más durante 2022 y tengan una antigüedad en la empresa superior a 15 años.

El gasto del plan dependerá del grado de aceptación, si bien la operadora precisó que, si se apuntasen los citados 2.700 empleados, el coste se situaría en el entorno de los 1.500 millones de euros, antes de impuestos.

Telefónica explicó también que los ahorros anuales promedio de gastos directos se estiman por encima de los 230 millones de euros a partir del año 2023. La operadora, no obstante, explicó que el impacto en generación de caja será positivo desde 2022 al igual que la captura de ahorros, puesto que la salida de empleados tendrá lugar durante el primer trimestre de este año.

La compañía comunicó también que se va a definir un procedimiento para la entrega de los equipos informáticos propiedad de la empresa, que se recogerían en el domicilio de los trabajadores a lo largo del próximo mes de febrero.

Normas
Entra en El País para participar