Tensiones en los precios

La inflación de EE UU cierra diciembre en el 7%, su nivel más alto en 40 años

Da argumentos a la Fed para endurecer el tono

Joe Biden, presidente de EE UU
Joe Biden, presidente de EE UU

La inflación continúa su escalada y se encamina a nuevos máximos. Después de que, en noviembre, la inflación en EE UU marcara su nivel más alto en 38 años al situarse en 6,8%, un mes después la tasa interanual se ha disparado al 7%, en línea con las previsiones que manejaba el consenso de los analistas consultados por Bloomberg. A cierre de diciembre, los precios tocaron máximos de junio de 1982. Por su parte, la subyancente –no incluye los precios de la energía ni los alimentos– subió al 5,5% desde el 4,9%, una décima menos de los previsto pero se trata de la tasa más alta desde los años 90.

Aunque el dato es significativo, el crecimiento mensual se modera. En el último mes del año los precios repuntaron un 0,5%, una décima más a lo inicialmente previsto, pero tres menos que la registrada en noviembre (0,8%).

Los datos conocidos este miércoles dan razones para que la Reserva Federal endurezca el tono. Los funcionarios del banco central estadounidense ya mostraron su preocupación por el alza de los precios en la última reunión y por primera vez en muchos meses eliminaron el calificativo de transitorio, en sintonía con lo señalado unas semanas antes por Jerome Powell. La estabilidad de los precios cobra ahora un protagonismo especial y aunque el mercado laboral continúa sin haber recuperado los niveles prepandemia, la institución está decidida a hacer todo lo que está en sus manos para evitar que la inflación pase factura a los hogares, uno de los motores de la economía estadounidense.

Como primer paso para lograr este objetivo, la Fed ha acordado a acelerar la reducción de las compras. Su objetivo pasa ahora por concluir el tapering en marzo, tres meses antes a lo inicialmente previsto. La incógnita pasa ahora por saber cuándo acordarán la primera subida de los tipos. Día a día ganan fuerza las voces que apuntan a que la primera alza se realizará en marzo. En la pasada reunión su presidente declinó hacer comentarios sobre qué fecha barajaban para poner fin a la era de los tipos cero. Lo que sí señaló ayer Powell en su comparecencia ante el senado es que están dispuesto a subir las tasas durante más tiempo para poner freno a la inflación. En las últimas proyecciones, los funcionarios barajaban tres subidas de tipos en 2022. No obstante, el contexto actual algunos bancos fijan ya en cuatro los ascensos previstos para este ejercicio.

Normas
Entra en El País para participar