Financiación

Amadeus, Unicaja y HIT, filial de Abertis, se suman a la oleada de emisiones corporativas

Siguen los pasos dados ya en el inicio de año por BBVA y el Grupo Santander

Amadeus, Unicaja y HIT, filial de Abertis, se suman a la oleada de emisiones corporativas

Las empresas españolas se van estrenando en el inicio de año en el mercado de capitales. En la jornada de hoy, en la que el Tesoro también está realizando su primera emisión sindicada de 2022, se han lanzado a emitir deuda Amadeus, Unicaja y Abertis, a través de su filial francesa HIT.

El proveedor tecnológico para la industria turística ha cerrado colocación de 500 millones de euros en notas a tipo de interés flotante, con opción de amortización a los dos años, a un interés de euríbor a tres meses más un diferencial de 50 puntos básicos. La demanda, por más de 790 millones de euros, ha permitido rebajar el diferencial desde una banda inicial de 55 a 60 puntos básicos.

En el caso de Unicaja, la entidad ha vendido 300 millones de euros en deuda subordinada tier 2 con vencimiento en julio de 2032. Para llevar a buen puerto la operación ha contratado a Citi, HSBC, Mediobanca y Santander como bancos colocadores. El precio de salida ha sido midswap más 335 puntos básicos, si bien el diferencial se ha reducido a los 305 puntos básicos después de recibir peticiones por 950 millones de euros.

Por su parte, HIT (Holding d'Infrastructures de Transport), la filial francesa de Abertis, ha emitido 1.000 millones de euros a un plazo de 9 años, con un interés de 125 puntos básicos sobre el índice de referencia midswap. Ha recibido peticiones por más de 3.400 millones de euros, que han permitido rebajar el diferencial de partida, de 150 puntos básicos.

Las empresas están acelerando las emisiones en el arranque de año ante un horizonte de tipos de interés más elevado. El inicio de 2022 será probablemente el momento del año en que el coste de financiación pueda resultar más barato, con lo que las corporaciones están aprovechando para poner en marcha cuanto antes sus planes de financiación.

La banca está siendo especialmente activa, lanzando emisiones con las que cumplir con los requisitos regulatorios de construcción de colchones de deuda capaz de absorber pérdidas. Se trata de emisiones de obligado cumplimiento para responder ante el regulador y que el sector está anticipando en lo posible para asegurar un menor coste de financiación.

Entre los emisores españoles, BBVA fue el primero en colocar deuda la semana pasada, por 1.000 millones de euros en deuda senior no preferente, al que se sumó ayer Santander, con 1.350 millones lanzados por sus divisiones Santander Consumer Finance y Santander UK.

 

 

Normas
Entra en El País para participar