Diseño de concepto de las gafas AR de Apple.
Diseño de concepto de las gafas AR de Apple.

Las gafas AR de Apple no serán para tenerlas puestas todo el día, ¿sabes por qué?

La idea de Apple es que su uso sea más puntual.

La literatura, el cine y la televisión nos han pintado siempre que los cascos de realidad virtual estarán presentes en el futuro de tal forma que serán una extensión de nuestro cuerpo: las llevaremos puestas a todas horas para evadirnos a ese Oasis que en "Ready Player One" era de facto el mundo real. Todo lo demás, una mala pesadilla que sus personajes tenían que aguantar por imperativo de su naturaleza humana.

Esa idea se ha reforzado todavía más desde que Facebook decidió presentar su metaverso en el que quiere que pasemos la mayor parte del tiempo posible, como una vía de escape para tener una segunda vida a la que atender. Pero si no tenemos tiempo de alcanzar con todos los compromisos que nos acechan en el mundo real, ¿cómo vamos a poder hacerlo también en el virtual?

Las gafas de Apple, para un rato

Así las cosas, y cuando parece que las gafas de realidad aumentada (AR) de los de Cupertino están cada vez más cerca, el camino elegido por los de Tim Cook no va, para nada, en esa dirección que marcan desde Facebook. Su dispositivo no está pensado para llevarlo a todas horas encima y solo estará enfocado para un uso puntual en aquellos casos en los que queramos consumir un tipo de contenido muy concreto.

Las gafas AR de Apple no serán para tenerlas puestas todo el día, ¿sabes por qué?
REUTERS

¿Y cuáles son esos? Pues según Mark Gurman, de Bloomberg, solo nos pondremos las Apple Glass para el instante en el que queramos ver una película o una serie, disfrutar de un videojuego o para cuestiones de comunicación como videollamadas con Facetime y cosas así. Es decir, un uso completamente recreativo y durante el tiempo que dure la sesión seriéfila (por ejemplo) que nos hayamos impuesto.

De todas formas, no podemos obviar tampoco la importancia de la AR en cuestiones como el diseño industrial, donde puede jugar un papel esencial a la hora de valorar y desarrollar gemelos digitales de objetos, maquinaria y recursos que necesitan de una simulación antes de pasar al proceso de fabricación. Así ocurre con las famosas Hololens de Microsoft, que al margen de poder disfrutar de juegos Xbox, o de contenidos multimedia, se han desarrollado para que las empresas puedan gestionar de una manera más eficiente cualquier fase del proceso de fabricación de un producto.

Veremos, de todas formas, si este esperado gadget termina por llegar definitivamente a las tiendas dentro de este recién estrenado 2022 o si tendremos que esperar ya a 2023. ¿Vosotros qué creéis?

Normas
Entra en El País para participar