Google Nest Mini Ampliar foto
Google Nest Mini Google

Los altavoces de Google funcionarán peor por culpa de Sonos. ¿Qué ha pasado?

Google ha infringido patentes de Sonos.

Malas noticias para Google y su familia de altavoces inteligentes. Más que nada porque, tal y como han informado desde The New York Times, el gigante de Internet ha violado cinco patentes de Sonos según la Comisión de Comercio Internacional de EE.UU. Y la decisión, dictada en agosto, es firme. ¿El resultado? Google no podrá importar los productos que utilicen esta tecnología.

Y ojo, que esto puede significar que alguno de los productos de Google desaparezcan de las estanterías, o que cambien su usabilidad. Eso sí, fuentes de google han indicado que los usuarios de un altavoz afectado no "experimentarán ninguna interrupción" como resultado de la decisión de la ITC, ya que la empresa tiene "60 días para aplicar los cambios antes de que se aplique la prohibición."

 Google empieza a solucionar el problema de infracción de patentes

Por ejemplo, en noviembre Android 12 eliminó la posibilidad de controlar el volumen de Chromecast ya que incumplía una de las patentes de Sonos. Pero ojo, que algunos modelos están recuperando la normalidad, como podrás ver en el mensaje que encabeza estas líneas y donde un usuario ha recibido una actualización para volver a usar esta función.

Otra de las patentes violadas tiene que ver con la sincronización de múltiples dispositivos a través de una red. algo habitual en los altavoces inteligentes. En este caso, Google ha anunciado que habrá  cambios en algunos de sus modelos, lo que va a provocar que los usuarios tengan que bajarse una aplicación especial para configurar todos los altavoces en su red, ya que no se podrá ajustar el volumen de todos los altavoces de forma simultánea.

Según Sonos, Google ha cometido infracciones en teléfonos Pixel, Nest Hub, Nest Mini, Chromecast, y ordenadores Pixel como el PixelBook Go con la app YouTube Music instalada. Por lo que la variedad es bastante amplia.

Además, la sentencia deja claro que están afectados  "los dispositivos de altavoces en red y los dispositivos (por ejemplo, teléfonos móviles y ordenadores portátiles) capaces de controlar estos dispositivos que incorporan la tecnología infractora".

Por suerte, lo más probable es que Google pueda seguir importante y vendiendo cualquiera de estos equipos, pero con limitaciones. Más que nada porque Sonos ha indicado que Google tendrá que  "degradar o eliminar las características del producto de una manera que eluda la prohibición de importación que la ITC ha impuesto". O lo que es lo mismo, cualquier producto afectado perderá ciertas funciones.

Veremos cómo continúa este terremoto en el sector tecnológico. Más en Estados Unidos, donde las demandas por incumplimiento o publicidad falsa están a la orden del día. Y más de un usuario de uno de los equipos afectados, seguramente quiera denunciar a la gran G.

Normas
Entra en El País para participar