España recibe el Día de Reyes con la incidencia desbocada: 2.574 casos

Cataluña consigue el aval de la Justicia para prorrogar el toque de queda otros 14 días

contagios covid españa
Celebración de Año Nuevo, en la Puerta del Sol, en Madrid.

El avance de la variante ómicron no ha dado respiro a España. En menos de dos meses, la incidencia acumulada se ha disparado desde los 160 casos por cada 100.000 habitantes registrados el pasado 25 de noviembre —el mismo día que Sudáfrica notificó la aparición de la nueva cepa— hasta los 2.574 casos, según los datos del Ministerio de Sanidad publicados este miércoles; uno de los peores datos en Europa a las puertas del Día de Reyes.

En concreto, tras las fechas navideñas, España se ha coronado con la tercera incidencia más alta del continente, por detrás de Reino Unido (3.151 casos) y Francia (2.799). Otros países, que también han registrado récords de contagios en los últimos días, como Portugal e Italia, han observado igualmente una aceleración en su incidencia, con 2.206 casos y 1.873 por cada 100.000 habitantes, respectivamente.

Además, España ha registrado este miércoles el segundo pico más alto de contagios diario de toda la crisis del Covid-19 con 137.180 nuevos positivos, tras el récord de 161.688 casos del pasado jueves. También se contabilizan más ingresados en los hospitales (13.359) que en las dos olas precedentes, cuando los registros máximos apenas superaron los 10.000 pacientes; pero ante la alarma, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha insistido en que la vacuna previene de la forma grave de la enfermedad.

De hecho, la tasa de mortalidad ha bajado en el mes de diciembre del 1,7% al 1,3%. Aun así, en el informe de Sanidad, se han sumado 148 muertes en las últimas 24 horas, con lo que el recuento desde el inicio de la pandemia se eleva hasta los 6.922.466 infectados y 89.837 fallecidos.

Cataluña prorroga el toque de queda hasta el 21 de enero

Cataluña mantiene la mano dura para hacer frente al avance de la variante ómicron en España. La comunidad ha recibido este miércoles el aval de su Tribunal Superior de Justicia (TSJC) para prorrogar otros 14 días dos de las medidas más fuertes aplicadas en la gestión de la pandemia: la limitación de los encuentros sociales y la reducción de la movilidad nocturna.

Con ello, la región mantendrá hasta el próximo 21 de enero el toque de queda entre la 01.00 y las 06.00 horas, así como la prohibición de reuniones de más de 10 personas, en 132 localidades, entre ellas Barcelona. La Generalitat busca de esta forma frenar el auge de los contagios y reducir la presión asistencial, que casi duplica la media de España, con más del 40% en las UCI.

Así, con la tímida posibilidad de alcanzar el pico de contagios a medidados de enero, según los expertos, la Justicia de Cataluña avaló prorrogar las restricciones, que afectan los derechos fundamentales, al considerar que la situación actual de la pandemia presenta unas características “bastante desfavorables” y que es necesario garantizar adecuadamente la defensa de la asistencia sanitaria.

Sin embargo, en el otro extremo de precaución, Madrid y Andalucía han optado por eliminar las cuarentenas de clases enteras de primaria e infantil, sin esperar a un acuerdo con el Gobierno.

Para la vuelta a clases, confirmada para el próximo 10 de enero, Sanidad había anunciado que el asunto de las cuarentenas en los centros educativos se trataría en los próximos días en la Ponencia de Alarmas y la Comisión de Salud Pública.

Normas
Entra en El País para participar