ACS repartirá un dividendo flexible de 0,47 euros en febrero

La compañía realizará una ampliación de capital de 148 millones de euros para llevar a cabo este pago

El presidente de ACS, Florentino Pérez.
El presidente de ACS, Florentino Pérez.

El consejo de administración de ACS ha acordado la entrega de un dividendo flexible en el que los accionistas podrán escoger entre recibir nuevas acciones de la compañía o percibir el pago de 0,473 euros por acción en efectivo el próximo 1 de febrero. La proporción de derechos y acciones a recibir en el caso de elegir la primera opción se comunicará al mercado el próximo 11 de enero, según informó este lunes la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El calendario establecido por el consejo fija el 14 de enero como el comienzo del periodo de negociación de los derechos de asignación gratuita y del plazo para solicitar la retribución en efectivo, así como la fecha a partir de la cual las acciones se negociarán sin derecho a participar en esta ejecución.

Así, el 21 de enero finalizará el plazo para solicitar la retribución en efectivo y el 28 de enero el periodo de negociación de los derechos de asignación gratuita. El 1 de febrero se cobrará el dividendo, mientras que el 17 de febrero comenzarán a cotizar las nuevas acciones.

La última junta de accionistas ya dio luz verde a este pago, que supondrá una ampliación de 148 millones de euros en caso de que todos los accionistas opten por nuevas acciones. El dividendo se pagará con cargo a reservas voluntarias, caja que ahora asciende a 2.542 millones de euros.

El último reparto tuvo lugar en julio, en ese caso como dividendo complementario con cargo al ejercicio 2020, que ascendió a 1,27 euros por acción. El 60% de los accionistas optó por recibirlo en forma de nuevas acciones y, el 40% restante, en efectivo.

Esta operación está en línea con las actuaciones que viene realizando ACS desde el 2012 y con la práctica en los últimos años de otras importantes compañías cotizadas, que cada vez más dan a sus accionistas la opción de elegir entre estas dos alternativas o una combinación de ambas.

Hasta septiembre de 2021, ACS registró un beneficio neto atribuido de 545 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 24,7% respecto al mismo periodo del año pasado, toda vez que la recuperación económica tras el paso del Covid-19 impulsó todas sus áreas de negocio y, especialmente, gracias a la contribución de su participada Abertis, que se anotó un fuerte aumento en el tráfico de sus autopistas.

Normas
Entra en El País para participar