Sánchez recupera la obligatoriedad de la mascarilla en exteriores

La medida será aprobada este jueves en un Consejo de Ministros Extraordinario convocado por el presidente del Gobierno

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), junto al presidente del Senado, Ander Gil (i), a su llegada a la Conferencia de Presidentes extraordinaria, este miércoles.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), junto al presidente del Senado, Ander Gil (i), a su llegada a la Conferencia de Presidentes extraordinaria, este miércoles. Europa Press

El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado en la Conferencia de Presidentes de este miércoles que España recuperará el 24 de diciembre el uso obligatorio de mascarillas en exteriores. El Ejecutivo ha informado de que esa ha sido la primera decisión que ha trasladado a los presidentes autonómicos en su intervención en la conferencia telemática celebrada en el Senado.

La decisión será aprobada en un Consejo de Ministros extraordinario convocado para este jueves. "No estamos en marzo de 2020, ni en Navidad de 2020", ha señalado con optimismo Sánchez tras la reunión, asegurando que la nueva ola Covid es distinta a las anteriores, con tasas inferiores de hospitalizaciones y de fallecimientos.

Al respecto, el jefe del Ejecutivo también ha defendido este miércoles ante los presidentes autonómicos que potenciar la vacunación puede ser suficiente para hacer frente a esta sexta ola del virus, porque se está demostrando su eficacia frente a la variante ómicron. "Estamos mejor preparados para resistir el Covid-19", ha afirmado. Así que para impulsar las dosis de recuerdo, Sánchez ha anunciado el refuerzo de los dispositivos autonómicos con 150 equipos móvieles de vacunación de las Fuerzas Armadas así como la disposición de hospitales de la Red Sanitaria Militar.


En su intervención ante la Conferencia de Presidentes, que se ha desarrollado vía telemática, el presidente comenzó recordando que España tiene actualmente ocho millones de vacunas de refuerzo y 90 millones para 2022, con las que buscará cubrir un nuevo calendario de objetivos propuestos por el Ejecutivo. En este, se prevé que la dosis de refuerzo alcanzará al 80% de la población entre 60 y 69 años antes de que finalice el 2021; al 80% de las personas entre 50 y 59 años, para la semana del 24 de enero; y al 80% de las de entre 40 y 49 años para la primera semana de marzo.

La aparición de la variante ómicron hace menos de un mes ha llevado a España a su peor momento de la pandemia. Este miércoles, se ha registrado el segundo récord consecutivo de contagios por covid notificados en un día, 60.014. Pero con casi el 90% de la población diana con la pauta completa de vacunación, las hospitalizaciones por Covid son un 57% menores a las notificadas hace un año, a pesar del incremento desbocado de los contagios.

Aun así, las regiones se mantienen en alerta. La incidencia acumulada a 14 días en el país roza se sitúa en los 784 casos por cada 100.000 habitantes, con seis comunidades por encima del millar de contagios: Aragón (1.112,01), Castilla y León (1.055,69), Madrid (1.011,86), Navarra (1.562,62), País Vasco (1.273,95) y La Rioja (1.341,30)

Hasta ahora, la estrategia más común para contener los casos ha sido la implementación del pasasporte Covid para entrar a establecimientos como restaurantes, bares, gimnasios, hospitales y residencias, exigido ya en 13 comunidades autónomas. La última en sumarse ha sido el Principado de Asturias. El vicepresidente en funciones, Juan Cofino, ha pedido este miércoles al Tribunal Superior de Justicia de Asturias implantar el certificado de vacunación para actividades en espacios interiores y hostelería para todos los mayores de 12 años.

Sin embargo, las medidas anunciadas por el Ejecutivo han dejado descontentas a varias de las regiones. El presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, ha informado este miércoles de que planteó una armonización jurídica en España para que no haya posicionamientos distintos de los tribunales superiores de justicia a la hora de implantar medidas contra la Covid-19.

Pero el Gobierno solo ha aprobado como estrategia nacional el uso obligatorio de la mascarilla en exteriores, reforzar la plantilla del personal sanitario para reducir la tensión del sistema de salud y emitir autorizaciones temporales para la venta de pruebas de antígenos de uso profesional en farmacias, ante el incremento en caso un 1000% de la demanda.

Gestión de la pandemia a 17 voces

A la cita de esta tarde, las autonomías han llegado con visiones diferentes sobre cómo atajar esta nueva ola, desde limitar el número de personas en celebraciones, reducir aforos en interiores, evitar acudir a eventos masivos o reforzar el uso de mascarillas.

Pere Aragonès ha planteado que se extiendan a todas las comunidades las nuevas restricciones previstas para Cataluña. En concreto, el Govern anunció que pedirá aval judicial para implementar el toque de queda entre las 01.00 y las 06.00 horas. De recibir el visto bueno, presumiblemente este jueves, la medida afectará a 125 municipios que reúnen a más del 82% de la población de la comunidad autónoma: 6,3 millones de personas.

Además, se propone a limitar los encuentros a 10 personas, cerrar el ocio nocturno y reducir al 50% los aforos en la restauración y al 70 % en los comercios, cultura, eventos deportivos y gimnasios.

Entre los que han pedido que la mascarilla sea obligatoria en exteriores, además de Canarias y Cataluña, está País Vasco. El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha instado también a que haya cambios legales para que las autonomías tengan garantías jurídicas al aplicar restricciones.

Al contrario, la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha mostrado su descontento con las propuestas del Ejecutivo, señalando que la región no comparte ni "las mascarillas al aire libre si hay distancia, ni los rastreadores militares a estas alturas, ni los cierres sin datos sanitarios", según un tuit publicado esta tarde. En cambio, ha asegurado que sigue apostando por el autocuidado" y por ahondar en medidas como la realización de test de antígenos y el fomento de la vacunación.

En cuanto a la factura de la pandemia, Andalucía ha puesto sobre la mesa la creación de un fondo Covid de 1.000 millones de euros, tal como había avanzado el presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno, que sirva a todas las comunidades para costear los gastos de la crisis sanitaria.

Normas
Entra en El País para participar