Energía

El sistema eléctrico registrará un déficit de tarifa de 300 millones en 2021

Los mayores ingresos por el CO2 evitan un desajuste mayor En 2022 podrían ser 500 millones si no se recupera el impuesto del 7%

La ministra de Transición Energética, Teresa Ribera
La ministra de Transición Energética, Teresa Ribera AFP

El sistema eléctrico español puede cerrar este año con un déficit de tarifa de algo más de 300 millones de euros, según previsiones del sector en base a las liquidaciones mensuales de la CNMC. Aunque la última publicada, la correspondiente al mes de octubre, arroja un desfase superior a los 1.000 millones de euros, se trata de un saldo de caja al que le falta añadir aportaciones correspondientes al Ministerio de Hacienda, que llegan con retraso.

A pesar del agujero generado por la decisión del Ministerio par la Transición Ecológica de eliminar un 96% de los cargos de la factura el pasado mes de diciembre, que no ha podido compensar como pretendía con la minoración por los beneficios extras por el precio marginal del gas de la hidráulica y nuclear, la cifra no resulta muy elevada. Con esa medida frustrada el ministerio pretendía recaudar 2.600 millones de euros en seis meses, hasta finales de marzo.

Que el desfase no sea finalmente tan elevado, pese a que el sistema ha perdido 450 millones mensuales con la práctica eliminación de los cargos (la parte fija de la factura, excluido el coste de la redes), se debe a la mayor aportación de Hacienda al sistema de los ingresos derivados de las subastas de derechos de emisión de CO2: 1.200 millones de euros más este año, hasta 2.000 millones, y por una menor compensación a los sistemas extrapeninsulares.

Para el próximo año, las mismas previsiones apuntan a otro déficit tarifario de 500 millones de euros, si bien todo va a depender de la decisión que adopte el Gobierno más allá del mes de abril. Si recupera el impuesto del 7% a la generación a partir de mayo, no habría déficit, según fuentes del sector.

Por el momento, las ministras de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y la de Hacienda, María Jesús Montero, han avanzado que el Gobierno prorrogará en enero, por cuatro meses, los recortes del IVA (del 21% al 10%); el de la electricidad (del 5,1% al 0,5%), y la eliminación del 7% a la producción. Estas medidas deben incluirse en un real decreto ley que, por el momento, no se llevará al Consejo de Ministros de hoy, indican fuentes políticas.

En enero, por su parte, el recorte de cargos pasa del 96% al 31%, lo que supondrá una subida de la factura de la luz, según el proyecto de orden por el que se revisan estos costes del sistema, que incluyen, entre otros, 6.636 millones de euros por la retribución de las renovables, la cogeneración y los residuos (Recore), que suponen un 46% del total. Le siguen el pago de las anualidades por el déficit de tarifa, 2.397 millones de euros; las subvenciones a los sistemas extrapeninsulares, 488 millones, y otras partidas menores destinadas a la interrumpibilidad o las cuotas para el funcionamiento de la CNMC o el operador del mercado, OMIE.

Lo que resulta un hecho es que las grandes eléctricas, que arremetieron contra el RDL de septiembre para paliar los efectos de la escalada de la luz en la factura de los consumidores domésticos que establecía la citada minoración para todo tipo de contratos, cuyo contenido fue rectificado un mes después por el Gobierno para dejar fuera a todos los bilaterales (incluidos los intragrupo), se han librado del recorte.

Alguna, como Endesa, en su totalidad, y las dos competidoras de esta, Iberdrola y Naturgy, habrían pagado apenas 130 millones este año. Para demostrar que los suyos son contratos bilaterales, las empresas se han visto obligadas a entregar en noviembre y diciembre al operador del sistema, REE, una declaración jurada de un voluminoso número de contratos.

Suma y sigue

Mientras tanto, el precio internacional del gas natural sigue imparable y arrastra con él al de la electricidad. Así, el del Mibgas, el hub del mercado ibérico, se disparó ayer hasta los 162 euros/MWh tras subir el domingo un 10%. Por su parte, el mercado mayorista de la luz (pool) sigue por encima de los 300 euros/ MWh (327,38 euros/MWh para hoy), aunque con una bajada del 3,67% respecto a ayer. Hace justo un año, la cotización se situaba en 46,79 euros/MWh.

Teresa Ribera: “No podemos ser testigos mudos”

  • Soluciones europeas. La vicepresidenta para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, volvió a insistir ayer en que se deben buscar soluciones europeas, tanto a corto como a largo plazo, para hacer frente a la carestía del gas y su repercusión en el precio de la electricidad. “No nos puede bastar conformarnos con constatar que esto es así o con constatar que los mercados funcionan. Es responsabilidad de los Gobiernos y de las instituciones europeas hacer un análisis sobre qué más se puede hacer. No podemos ser testigos mudos”, dijo Ribera a su llegada a Bruselas para participar en el Consejo de Ministros de Medio Ambiente de la UE.
  • Reformas. La vicepresidenta lleva meses presionando para impulsar en Bruselas reformas en el mercado eléctrico y en el gasístico ante la escalada inédita de precios. En su opinión, es necesario intervenir porque la situación “impacta en las familias y en los hogares, pero también en la industria y en la capacidad de recuperación”. Aplacar el encarecimiento de la energía a cargo de los presupuestos de los países sin reformas en el sistema “drena recursos de las economías europeas que podían estar destinados a medidas sociales e innovación” y a “hacer inversiones que aceleren la transición”.
Normas
Entra en El País para participar