KKR envía una fuerte señal de compra para las telecos europeas

Su compra a un múltiplo de 20 veces del 49% de la red de REE sugiere un desajuste en la cotización de BT o TIM

Cables en un centro de datos de la teleco francesa Iliad.
Cables en un centro de datos de la teleco francesa Iliad. reuters

KKR no puede dejar de ir de compras en el sector de telecomunicaciones europeo. El último negocio del gigante estadounidense del capital riesgo es algo menos de la mitad de una red de cable de fibra óptica de 52.000 kilómetros propiedad de Red Eléctrica (REE). Ya ha comprado Masmóvil, se ha interesado por el operador holandés KPN y está apostando por Telecom Italia, que vale 33.000 millones de euros. Para los inversores de Bolsa de este sector tan poco querido, el mensaje debería de ser alto y claro.

El acuerdo del jueves arroja más luz sobre la mentalidad de caza de valor de KKR y otros como Patrick Drahi, el magnate franco-israelí que esta semana aumentó su participación en la británica BT hasta el 18%. KKR ya posee el 37,5% de FiberCop, la llamada última milla de la red de banda ancha de Telecom Italia que conecta las centrales con los hogares. Su compra en España, que explota los cables que discurren junto a las líneas ferroviarias y eléctricas, se asemeja más a la red troncal de la compañía.

La infraestructura de REE no requiere el molesto y costoso proceso de excavar carreteras. Eso se refleja en la valoración. KKR paga 971 millones de euros por el 49% del negocio, lo que supone la friolera de 22 veces el ebitda por un activo que no controlará. Drahi vendió un activo similar al completo en el vecino Portugal en 2019 a un múltiplo de 20 veces.

En cambio, la mayoría de las operaciones de última milla siguen requiriendo fuertes inversiones para sustituir los cables de cobre por los de fibra óptica. BT, por ejemplo, está invirtiendo 15.000 millones de libras (18.000 millones de euros) en la mejora de su red Openreach. Aun así, las operaciones de KKR sugieren una desconexión en la valoración. La inversión de la empresa de capital riesgo en FiberCop se realizó a un múltiplo de menos de 9 veces el ebitda. La empresa matriz de la unidad, Telecom Italia, cotiza a menos de 5 veces.

BT se enfrenta potencialmente a un desajuste similar. Si se valora al mismo múltiplo de ebitda que FiberCop, Openreach valdría 26.000 millones de libras (31.000 millones de euros), lo que equivale a más de tres cuartas partes del valor total de la empresa británica. Si se aplica una valoración al estilo español a su red troncal de banda ancha, el valor de las partes de BT supera el total actual.

Una de las explicaciones es que los inversores de Bolsa, que dependen del pago regular de dividendos, están nerviosos por las enormes necesidades de capex de los operadores de telecomunicaciones. La perspectiva de una intervención gubernamental también puede estar pesando en las valoraciones. Pero cuando un inversor como KKR envía un mensaje tan fuerte, los mercados deberían prestar más atención.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías