España entra en riesgo muy alto con la incidencia en 511 casos

Sanidad notifica 33.359 nuevos contagios y las comunidades autónomas evitan imponer restricciones de movilidad

Un grupo de personas en un mercado navideño de Barcelona.
Un grupo de personas en un mercado navideño de Barcelona.

España ha entrado este viernes en riesgo muy alto por coronavirus en la cuenta atrás para las fechas navideñas sin que Sanidad ni las comunidades autónomas impongan nuevas restricciones de movilidad. Este viernes, la incidencia acumulada a 14 días ha subido 38 puntos hasta los 511 casos por cada 100.000 habitantes, cruzando así el umbral de nivel 4 de riesgo, según el nuevo semáforo Covid. 

En el informe del Ministerio de Sanidad publicado este viernes, se han notificado 33.359 nuevos contagios y 41 muertes, con lo que el recuento total desde el inicio de la pandemia se eleva a 5.445.527 contagios y 88.708 fallecidos. 

Actualmente, hay 6.667 pacientes ingresados por Covid-19 en toda España y 1.306 en UCI. Además, la tasa de ocupación de camas se sitúa en el 5,35% y en las UCI en el 14,03%. 

En la radiografía regional, Navarra, País Vasco y Aragón encabezan las comunidades con los peores indicadores de la pandemia y las dos primeras superan el millar de casos por cada 100.000 habitantes. 

Lejos de recurrir a nuevos confinamientos o limitaciones de aforo, las medidas impulsadas en algunas regiones para contener la sexta ola Covid se han enfocado, en cambio, en la exigencia del certificado de vacunación. La última en incorporarlo ha sido Aragón este viernes. En concreto, todos los mayores de 12 años tendrán que presentar el pasaporte Covid para entrar a locales de ocio nocturno, salas de juego, celebraciones, y visitas a hospitales y residencias.

Solo Cataluña ha ordenado este viernes las cuarentenas obligatorias para todos los contactos estrechos con un positivo por coronavirus, algo que en el resto de España no es obligatorio para quienes tienen la pauta completa de vacunación, a menos de que el caso diagnosticado sea con la variante ómicron. 

Casos desbocados en el entorno

A pesar del incremento exponencial de los contagios durante el último mes, España mantiene una de las incidencias más bajas de los países del entorno, una contención que la ministra de Sanidad, Carolina Darias, atribuye al avance en la vacunación de la población diana: un 89,7% cuenta ya con la pauta completa

En Europa, que ha regresado al epicentro de la pandemia tras la aparición de la variante ómicron, empiezan a introducirse nuevas restricciones para contener la importación de casos de Covid-19. Sobre todo desde los países más afectados por la nueva ola, como Reino Unido, que este viernes marcó un nuevo récord desde el inicio de la pandemia, por tercer día consecutivo, al alcanzar 93.045 casos en 24 horas.

Al respecto, Francia exigirá a los viajeros provenientes del territorio británico un test negativo (PCR o antígenos) de menos de 24 horas y será necesario justificar el viaje para entrar al país. 

Contrario a España, otros países que también cuentan con una alta tasa de vacunación, como Portugal, sí han recurrido a medidas más estrictas para contener la curva de contagios, de los cuales un 20% ya corresponde a la variante ómicron, según explicaron las autoridades sanitarias este viernes. Entre las más destacadas, Portugal ya prevé el teletrabajo obligatorio en la primera semana del 2022. 

Ómicron: mayor probabilidad de reinfección que delta

El riesgo de reinfección de coronavirus por la variante ómicron es más de cinco veces mayor que la delta, según un estudio publicado este viernes por el Imperial College de Londres, donde además se indica que la enfermedad con la cepa descubierta en Sudáfrica no muestra síntomas más leves que la que hasta ahora ha sido la variante dominante a escala mundial. 

Sin embargo, los científicos han reconocido que todavía no hay suficientes datos sobre el comportamiento de la variante ómicron, en especial porque los casos han ido aumentando a una velocidad muy superior frente a la capacidad de rastreo y secuenciación de la nueva cepa. 

"El nivel de evasión de ómicron de la inmunidad, tanto para contagiados como para vacunados, supone una mayor amenaza a la salud pública", ha señalado Neil Ferguson, profesor líder del estudio. 

Normas
Entra en El País para participar