Operaciones

Carlyle cierra la compra del gigante azulejero Altadia a Lone Star

El gigante del capital riesgo se aliará con los actuales directivos de la empresa

Almacén de Esmalglass.
Almacén de Esmalglass.

El gigante del capital riesgo Carlyle ha alcanzado un acuerdo para la compra de Altadia, la antigua Esmalglass, a Lone Star, según fuentes financieras. La transacción, adelantada el pasado 10 de diciembre por CincoDías y por un importe de unos 1.500 millones de euros, supondrá que el comprador se asociará con el actual equipo directivo, liderado por Vicente Bagán y Antonio Blasco, los socios fundadores de Itaca, una de las piezas clave de Altadia.

Altadia, con sede en Castellón, es el mayor fabricante de materiales para la industria del azulejo a nivel global, fue creada en 2021, como resultado de la integración de Esmalglass-Itaca y Ferro Tile Coatings. La compañía cuenta con una posición de liderazgo en la industria de pavimentos y revestimientos cerámicos, que incluye la producción de fritas, esmaltes, colores y tintas.

Lone Star encomendó a Citi la venta de Altadia durante el verano. La operación atrajo el interés de algunos de los grandes fondos que operan en España, que remitieron sus ofertas no vinculantes a finales de noviembre. Entre ellos se encontraban CVC, Apollo, Cinven, ICG, PAI, Platinum y Carlyle. Ha sido este último -dueño de un 37% de Cepsa, de Codorniu, del fabricante de pizarras Cupa y de la empresa dedicada la estampación de vaqueros Jenealogia– el que se ha llevado la puja.

Pérez-Llorca, Latham&Watkins y PwC han sido los asesores de Carlyle en esta operación. Uría Menéndez y Weil Gotshal han trabajado por cuenta de Lone Star.

Altadia está construida sobre los cimientos de Esmalglass, una firma que adquirió este gigante del capital riesgo en 2017 de manos del grupo árabe Investcopr por unos 600 millones. Fusionó esta compañía, que ya englobaba otras empresas del sector como Itaca y Fritta y que había adquirido previamente Investcorp, con la división cerámica de Ferro, que Lone Star adquirió después, en 2019. Y sumó también una pléyade de empresas de tamaño más pequeño: Quimicer, Endeka Ceramics, Vetricramici, SPC Color, Gardenia Química, Zircosil y Oximet.

Altadia da servicio a los principales productores internacionales de baldosas y cerámicas y emplea a más de 3.600 personas en 19 países a través de una red de fabricación global que incluye 32 plantas de producción y 19 centros de distribución. El objetivo de Carlyle, según las fuentes consultadas apoyará a Altadia en la aceleración de su plan de crecimiento, mediante el desarrollo de su plataforma de investigación y desarrollo, y a través de adquisiciones estratégicas para ampliar su presencia en los mercados internacionales.

Normas
Entra en El País para participar