El audaz plan del jefe de Generali podría salvarle el cuello

Prevé un aumento de los beneficios y devolver capital a los accionistas, a los que tiene que convencer de cara a abril

Philippe Donnet, CEO de Generali.
Philippe Donnet, CEO de Generali. reuters

Philippe Donnet ha mejorado su juego justo a tiempo. El consejero delegado de Generali anunció el miércoles un audaz plan para aumentar los beneficios y devolver capital a los inversores. Debería de ser suficiente para mantener su puesto.

Para su tercer plan trienal, Donnet necesitaba ser más audaz. Los multimillonarios italianos Francesco Gaetano Caltagirone y Leonardo Del Vecchio, que controlan casi el 16% de las acciones de la aseguradora de 29.000 millones de euros, junto con un aliado más pequeño, CRT, ya han señalado que lo quieren fuera.

Aunque cuenta con el respaldo del principal accionista, Mediobanca, que posee el 13% de las acciones del grupo, pero que se ha endeudado lo suficiente como para controlar el 17% de los votos, también necesita que otros inversores le apoyen en la junta de accionistas de abril.

Esa puede ser la razón de que Donnet prometa ahora un crecimiento del beneficio por acción de entre el 6% y el 8% anual hasta 2024, por delante de su rival alemán Allianz, que pretende un aumento del 5% al 7% en el mismo periodo. También dio a conocer un plan de recompra de acciones de 500 millones de euros, el primero del grupo en 15 años, y se comprometió a devolver 6.100 millones en total a los accionistas, alrededor de un tercio más que en el período de 2018 a 2021.

El nuevo plan debería ayudar a las acciones de Generali. Si Donnet alcanza el extremo superior de sus objetivos, el beneficio por acción alcanzaría los 2,3 euros en 2024. Si se suma esto al múltiplo de precio-beneficio del grupo en 2024, de 9, las acciones de la aseguradora deberían de valer casi 20,5 euros cada una, un 10% más que el precio actual.

Hay razones para creer que Donnet puede cumplir. El ejecutivo de seguros, al mando desde 2016, ha impulsado con éxito un cambio de rumbo que incluyó desinversiones y recortes de deuda. Desde que se convirtió en consejero delegado, Generali ha proporcionado una rentabilidad total del 111% a los inversores, por delante del 66% de Allianz y del 45% de Axa, según datos de Refinitiv.

Donnet no obtuvo el apoyo de Caltagirone y Del Vecchio para su estrategia en una reunión del consejo de administración el martes. Los propios planes de estos para la aseguradora no están claros, aunque Del Vecchio ha dicho que le gustaría que el grupo desem­peñara un papel más importante en el panorama asegurador mundial, lo que implica quizás una gran adquisición.

Todavía pueden proponer un nuevo consejero delegado con una visión alternativa. Eso también implicaría un riesgo. Por ahora, Donnet puede haber hecho lo suficiente para persuadir a los demás inversores de Generali de que se queden con lo que mejor saben hacer.

Los autores son columnistas de Reuters Breakingviews. Las opiniones son suyas. La traducción, de Carlos Gómez Abajo, es responsabilidad de CincoDías