Inversión

Renta 4 huye de la renta fija y apuesta por Acerinox, IAG y Cellnex

El banco advierte que permanecerán los riesgos por la aparición de nuevas variantes del coronavirus, la inflación y las crisis energética y de cadena de suministros

Oficinas de Renta4 Banco
Oficinas de Renta4 Banco FOTO DE ARCHIVO

Más renta variable y menos renta fija en el 2022. Así lo ha determinado el Departamento de análisis de banco Renta 4, que ha presentado hoy su Estrategia de Inversión para el próximo año. La entidad afirma que tras un 2021 marcado por una "notable recuperación" el ritmo de recuperación se moderará, aunque permanecerán los riesgos por la aparición de nuevas variantes del coronavirus, la inflación y las crisis energética y de cadena de suministros. Asimismo, destaca el potencial de crecimiento del IBEX, en especial de Acerinox, IAG y Cellnex.

Los analistas anticipan un "crecimiento superior al potencial junto a una normalización gradual de tipos de interés", lo que según el banco justifica "sobreponderar" la Renta Variable frente a la Renta Fija; aunque advierten que también habrá una volatilidad creciente ante el repliegue de las políticas monetarias ultraexpansivas: “La renta fija va a sufrir. El escenario es complicado porque ha estado muy apoyada por la compra de deuda de los bancos centrales. Las compras de renta fija privada y renta fija pública van a disminuir conforme cambien estas políticas" ha afirmado Natalia Aguirre, directora de Análisis y Estrategia de Renta 4 Banco.

En el caso concreto del Ibex, los desde la entidad fijan un objetivo de 10.700 puntos y consideran que "el selectivo español debería recuperar, al menos parcialmente, su peor comportamiento relativo a Europa". Algunos factores que podrían impulsar esto, según Renta 4, serían la aceleración del crecimiento relativo, la recuperación económica global, el elevado peso del sector bancario, el menor riesgo regulatorio en utilities y una progresiva recuperación del turismo. En este contexto, algunos de los valores que han destacado son Acerinox, IAG y Cellnex.

Específicamente, desde el banco destacan que Acerinox se está beneficiando del "espectacular momento" por el que atraviesa el sector del acero inoxidable, que ha permitido mejorar los precios base desde principios de año "de forma significativa" tanto en Europa como en Estados Unidos: "Bajo este escenario, prevemos que Acerinox alcance en 2021 los mejores resultados de su historia con 1.003 millones de euros de EBITDA, volviendo a superarlos en 2022 con 1.148 millones de euros. Con estas cifras, anticipamos una fuerte generación de caja que sitúe a la compañía prácticamente sin deuda en 2022, permitiendo anunciar el plan de recompra de acciones antes de finales de 2021", afirman fuentes de Renta 4.

Por otra parte, según el banco, el potencial de recuperación de IAG es elevado, y las condiciones están dadas para que en los próximos años otorgue mayores retornos que competidores como Ryanair. Los analistas reconocen, sin embargo, que es una "inversión para inversores tolerantes al riesgo". El banco pronostica que durante los próximos años la empresa se seguirá recuperando, y apuntan a que para 2024 el precio sus acciones habrá logrado subir de los alrededor de 1,54 euros actuales a unos 2,55 euros.

En cuanto a Cellnex, afirman que es una "gran combinación entre negocios sin riesgo de volumen ni de precio y el crecimiento a través de adquisiciones" y que posee negocios con contratos de largo plazo que otorgan una gran sostenibilidad a sus ingresos y a la generación de caja: "De cara a 2022, estimamos que el EBITDA del grupo, animado por el crecimiento orgánico, los programas BTS y el mayor perímetro, crezca un 44%. Por otro lado, esperamos un significativo incremento del apalancamiento debido a las salidas de caja pendientes de las operaciones anunciadas", asegura el banco.

Riesgos

El banco advierte que los riesgos principales en los próximos meses serán la extensión de los cuellos de botella y posibles nuevas variantes del coronavirus que impliquen restricciones importantes a la actividad económica. Asimismo, afirman que otra clave de los mercados en 2022 será la inflación que se mantendrá alta en el corto plazo, pero con progresiva moderación a medio plazo.

Renta 4 además espera una gradual normalización de la política monetaria: “La recuperación económica, junto a una inflación elevada a corto plazo, justifica el inicio de retirada de estímulos monetarios”, aseguran sus analistas. Sin embargo, añaden que la persistencia de riesgos sobre el crecimiento, así como la expectativa de moderación de inflación en el segundo semestre del año y los elevados niveles de deuda justifican que la retirada sea gradual y no drástica.

En cuanto a las políticas fiscales, desde Renta 4 esperan “que continúen los apoyos, con menor intensidad que en ejercicios anteriores, pero con la Eurozona tomando el relevo de EEUU, con la concreción de los fondos Next Generation y pendientes de su adecuada utilización.

Normas
Entra en El País para participar