Operaciones corporativas

Air Europa recibirá una indemnización de 75 millones por la ruptura con IAG

40 millones era el importe fijado como penalización al holding de aerolíneas

Luis Gallego, primer ejecutivo de IAG.
Luis Gallego, primer ejecutivo de IAG. EFE

La decisión de IAG de romper las negociaciones de fusión con Air Europa implicará una penalización de 40 millones de euros, según los términos pactados entre ambas compañías en noviembre de 2019. A esa cuantía se sumarán además otros 35 millones con los que el holding de aerolíneas se asegura la opción de volver a tantear la operación en los próximos meses si lo ve conveniente y el panorama sobre el sector está más despejado.

Este importe irá de forma íntegra al balance de Air Europa, que todavía tiene que devolver los 475 millones del rescate que le concedió la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). Además, la empresa solicitó un crédito ICO, por lo que la deuda a cargo de las arcas públicas es superior a los 600 millones.

Hace dos años ambas compañías anunciaron una operación que ascendía a 1.000 millones de euros y que suponía el intento de IAG por controlar el Atlántico Sur, tras frustrarse un acuerdo de negocio compartido con Latam y las negociaciones para comprar Norwegian, que le hubieran convertido en un primer jugador en vuelos de largo radio y de bajo coste. Sin embargo, la llegada de la pandemia tumbó al sector turístico e hizo tambalear el acuerdo entre el holding de aerolíneas y la empresa de la familia Hidalgo.

En enero de 2021 IAG y Air Europa rehicieron su acuerdo y redujeron el importe de la operación a la mitad: 500 millones en efectivo en vista de la profundidad de la crisis y la evolución del negocio. Además, quedó descartada  la entrega de acciones de IAG a los dueños de Air Europa y el holding de aerolíneas logró además diferir el pago seis años después del cierre de la operación.

Durante esa renegociación la operación estuvo a punto de romperse, si bien la necesidad de la familia Hidalgo por llevarla a buen puerto y la intención de IAG de liderar el Atlántico Sur lograron que avanzara. 

Normas
Entra en El País para participar