Amundi ve oportunidades de inversión en la deuda soberana china

La firma francesa es optimista sobre las perspectivas para 2022

Cartel de la gestora de fondos francesa Amundi.
Cartel de la gestora de fondos francesa Amundi.

Amundi, la mayor gestora de fondos de la eurozona, ve en la deuda soberana china una de las principales opciones de inversión para el ejercicio 2022. La firma francesa considera que el banco central de China es uno de los que menos presión tiene para subir tipos y, además, cree que el efecto divisa favorecería a los inversores europeos que adquieran bonos chinos.

Víctor de la Morena, director de inversiones de Amundi Iberia, explicaba hoy en un encuentro virtual con periodistas que los bonos del Gobierno chino "son una gran oportunidad en el ámbito de la renta fija". A diferencia de lo que ocurre en varios países desarrollados, como Reino Unido, que ya están empezando a endurecer su política monetaria tras varios años de bajos tipos de interés, China no tiene aún presión para hacerlo. "Las subidas de tipos acaban restando valor a los bonos a largo plazo, por lo que es muy delicado invertir en países que estén en ese punto", según De la Morena.

El directivo de la gestora francesa ha recordado que China ha mantenido una política monetaria más prudente, sin expandir tanto el balance de su banco central como en otros países, ni bajar tanto los tipos de interés, que allí están en el 4%, frente al 0% de Europa. 

Reino Unido es la economía más avanzada en el ámbito de la política monetaria. Pero también la Reserva Federal de Estados Unidos y el Banco Central Europeo (BCE) están ya moviéndose. La fuerte subida de precios en ambas zonas está metiendo mucha presión para empezar a subir tipos.

"En 2022 vamos a ver con nitidez el grado de tolerancia a la alta inflación que tiene cada país, cada político. Creemos que hasta mediados de año seguirán las tensiones inflacionistas, y los banqueros centrales tendrán que hilar muy fino. ¿Cuánto van a ser capaces de aguantar antes de tirar del freno de mano?", ha apuntado De la Morena.

 En el ámbito de las inversiones en bonos, será un año difícil, precisamente por la disparidad en las políticas monetarias. "En general, lo más inteligente será estar cortos en duración y ser muy selectivos en la elección de activos, priorizando bonos de países emergentes, préstamos, crédito subordinado y activos reales".

En Bolsa, los expertos de Amundi se muestran moderadamente optimistas, aunque los resultados no serán tan buenos como los de 2021. Apuestan por priorizar las inversiones en compañías de perfil cíclico, "pero que tengan activos de buena calidad", ha sentenciado De la Morena.

Normas
Entra en El País para participar