Corrección en Bolsa

Las renovables pierden más de 30.500 millones de capitalización en 11 meses

Iberdrola, Siemens Gamesa y Solaria, las más perjudicadas

Solarpack deja hoy de cotizar tras la opa de EQT

Renovables pulsa en la foto

Tres años y medio después de su debut, Solarpack se despide hoy de la Bolsa. Cuando concluya la sesión, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) suspenderá su negociación, después de la solicitud presentada por Veleta BidCo, el vehículo inversor del fondo sueco EQT. Esta suspensión se mantendrá hasta que se produzca la exclusión definitiva de la Bolsa española.

La salida del mercado de Solarpack coincide con un momento en el que el sector de las energías renovables ha perdido brillo. Una buena de muestra de ello es el comportamiento que registran las cotizadas del sector, que, en cuestión de unos meses, han pasado de ser una de las opciones preferidas de los gestores para hacer frente a las sacudidas del mercado, a convertirse en un negocio sobre el que planean más dudas que certezas. Esto se plasma en la pérdida de capitalización. Desde los máximos registrados en enero, las firmas que operan en el negocio se han dejado más de 30.611 millones.

Varios son los factores que explican este deterioro. A las fuertes revalorizaciones acumuladas en el año en que estalló la pandemia, se suman las dudas por la posibilidad de que el sector esté inmerso en una eventual burbuja. Por si esto no fuera suficiente, el cambio regulatorio, posteriormente matizado por el Ejecutivo, y el repunte de las rentabilidades en el mercado de deuda no han ayudado a aliviar la presión sobre un sector que en los momentos más complicados ha jugado con la baza de la rentabilidad asegurada para atraer a los inversores.

La reapertura de las economías ha acelerado la recuperación de los indicadores macroeconómicos. Ante este escenario, los inversores han optado por elevar su apetito por el riesgo, un comportamiento del que las firmas expuestas al ciclo, como los bancos y las turísticas, han sacado partido en detrimento de otras más defensivas como las renovables.

Aunque la corrección y consiguiente pérdida de capitalización ha sido generalizada, Iberdrola y Siemens Gamesa han sido las más perjudicadas. La compañía que preside Ignacio Sánchez Galán se deja un 16,88% desde los máximos de enero y por el camino pierde más de 15.682 millones. En cuestión de 11 meses, Iberdrola ha pasado de pisar los talones a Inditex para hacerse con el puesto de la cotizada más valiosa del Ibex a situarse a 26.035 millones del grupo textil, que continúa siendo de lejos la firma más capitalizada (89.760 millones).

Con una caída del 34,27% en el año, el fabricante de aerogeneradores ha sufrido por los problemas en las cadenas suministro y por el repunte de los precios de las materias primas, lo que ha llevado al mercado a descontar una erosión de los márgenes tras el profit warning presentado por Vestas. Siemens Gamesa, que en 2020 avanzó un 112% pierde 11.395 millones de capitalización en los últimos 11 meses. A cierta distancia de Iberdrola y Siemens Gamesa se cuela Solaria, integrante del Ibex desde octubre de 2020 cuando pasó a ocupar el puesto dejado por MásMóvil. Después de subir un 247,65% el año pasado y tras encadenar seis ejercicios de ascensos, en 2021 la corrección se ha abierto paso. Desde los máximos históricos registrados a comienzos de año (30,9 euros por acción) la compañía se deja un 46,7% y dice adiós a 1.803,48 millones.

Las caídas no se limitan a las firmas del Ibex. Soltec, la única salida a Bolsa en España en 2020, no logra replicar el éxito logrado con su debut y en los últimos 11 meses cae un 55,4% (pierde 751,7 millones de capitalización). En el mismo periodo Audax se deja un 46,88% (493,56 millones), Solarpack, un 8% (67,76 millones) y Grenergy, un 13,5% (216,64 millones).

El caso excepcional de Acciona Energía

Acciona Energía, una de las salidas a Bolsa más sonadas de 2021, logra escapar a la tendencia bajita. De hecho, en el balance de sus primeros cinco meses en el mercado el resultado es favorable. Aunque en las semanas previas al debut las dudas sobre el sector abundaban –Opederngy y Capital Energy aplazaron sus estrenos–, la cotizada ha logrado sobreponerse a las dudas. Desde su debut, Acciona Energía sube un 17%, hasta los 31,31 euros. Su capitalización alcanza los 10.298,94 millones, frente a los 8.800 millones de sus inicios. Con un valor en Bolsa que supera los 256 millones, Ecoener no logra el mismo resultado y retrocede un 23,7% y pasa de los 5,9 euros en que quedó fijado el precio de salida a Bolsa a los 4,5 euros actuales.

Normas
Entra en El País para participar