Moderna cae hasta un 16% por la menor gravedad de ómicron

Fauci sugiere que la nueva cepa sudafricana no supone un grado extra de severidad y el mercado pone en duda la necesidad de las dosis de refuerzo ante la nueva cepa

Vial de la vacuna de Moderna contra la Covid-19.
Vial de la vacuna de Moderna contra la Covid-19. AFP

La incertidumbre ante el verdadero impacto de la nueva variante del Covid-19 ómicron ha hundido este lunes en Bolsa a Moderna, uno de los fabricantes de vacunas que se mantenía más sólido frente a la irrupción de la cepa sudafricana. Las acciones cayeron hasta un 16%, aunque finalmente redujeron la bajada a un 13,5%, registrando así la peor caída en un mes para la empresa estadounidense y el peor desempeño en renta variable de las cotizadas del S&P 500.

El retroceso se produjo tras las declaraciones del doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades infecciosas de EE UU y asesor médico del presidente Joe Biden, quien ha señalado que los datos de los primeros casos de ómicron sugieren que la cepa no produce un grado extra de severidad, ya que las tasas de hospitalización no se han disparado. “Hasta ahora las señales son un poco alentadoras, pero debemos tener cuidado antes de concluir que sea menos grave en comparación a la variante delta”, ha asegurado Fauci en una entrevista con CNN.

Pero la cautela de Fauci no ha evitado el hundimiento de Moderna, sobre todo después de que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE UU (CDC) anunciaron la posibilidad de que las vacunas actuales sean eficaces para enfrentar la variante ómicron.

De concretarse estas previsiones, no será necesario impulsar la producción de vacunas para cubrir las dosis anuales de refuerzo y cada vez estará más cerca la tan ansiada inmunidad de rebaño, según explicó a Bloomberg Jared Holz, estratega del fondo de inversión Oppenheimer & Co.

Aun así, las ventas de vacunas siguen disparadas en EE UU, donde varios estados ya han impuesto la vacunación obligatoria.

La ya cuestionada valoración de Moderna en Bolsa —que llegó a dispararse hasta un 20,57% el día después de que Sudáfrica confirmó los primeros casos de ómicron— sigue pendiendo de un hilo ante la incapacidad del mercado para determinar cuánto durará la pandemia y cómo será la demanda de vacunas una vez se supere la crisis sanitaria mundial.

Se espera que para finales de esta semana, Pfizer y Moderna, los principales fabricantes de vacunas, anuncien nuevos resultados con respecto a la eficacia de sus vacunas frente a la nueva cepa.

“La pregunta más importante es si será efectiva una dosis de refuerzo para proteger a los ya vacunados, en el supuesto de que la inmunidad descienda”, aseguró a Bloomberg Asad Haider, analista de Golman Sachs, quien considera que hasta que estas empresas no publiquen estos resultados, la confianza de los inversores en las acciones irá variando según las actualizaciones sobre la expansión de la nueva variante. Por su parte, Pfizer cayó hasta un 4,2% mientras que su socio, BioNTech, retrocedió un 20%.

El debate sobre la valoración de estos fabricantes se avivó el pasado domingo, luego de que el senador de Vermont, Bernie Sanders, publicara en su perfil de Twitter que las ganancias de los accionistas de Pfizer y Moderna son “obscenas”.

Vacunación obligatoria en Nueva York

Nueva York, la capital financiera de Estados Unidos, ha anunciado este lunes que impondrá la vacunación obligatoria contra la Covid-19 a los trabajadores del sector privado a partir del 27 de diciembre, lo que afecta a unos 184.000 negocios. Se trata del primer estado que toma esta medida en el país, donde además se confirmaron los primeros casos de ómicron en EE UU. La vacuna también será obligatoria para los niños mayores de 5 años, a partir del 14 de diciembre.

Normas
Entra en El País para participar