Entrevista al director general de la biotecnológica en España y Portugal

Juan Carlos Gil (Moderna): “La dosis de refuerzo de la vacuna del Covid es una necesidad real”

“La primera vacuna del Covid producida íntegramente en España será de Moderna”. “Rovi tiene un papel estratégico a largo plazo”, indica sobre la alianza con la farmacéutica madrileña

Juan Carlos Gil, director general de Moderna.
Juan Carlos Gil, director general de Moderna.

Es el primer director general para España y Portugal de la filial recién creada de Moderna. Juan Carlos Gil (Madrid, 1968) lidera la biotec estadounidense, fabricante de una de las pioneras vacunas del Covid-19. La rápida alternativa de ARN mensajero de Moderna, junto a la de Pfizer-BioNTech, ha supuesto un hito médico, además de convertirse en el primer producto comercializado por la multinacional, que ha ingresado 9.150 millones de euros hasta septiembre. Gil estudió Farmacia, tiene posgrados en Harvard, IE Business School y London Business School. Anteriormente fue responsable de vacunas de MSD (Merck Sharp & Dohme) y de Sanofi Pasteur MSD. Moderna fabrica en España a través de Rovi, que hace el llenado y acabado en Madrid para gran parte del mundo, y próximamente el socio español producirá el principio activo en Granada, completando el ciclo.

¿Cómo valora el plan de vacunación de Covid-19 en España?

España ha hecho un ejercicio magnífico en la vacunación del Covid y tenemos una de las mayores coberturas del mundo. Ha habido una muy buena coordinación de las comunidades autónomas y del Gobierno. Una de las mejores cosas que nos ha ocurrido en Europa es que se centralizara la compra a través de la Comisión Europea y que los Gobiernos de cada país se encargaran de la distribución. Así hemos logrado equidad y llegar a la mayor cantidad posible de personas.

¿Sería recomendable una dosis de refuerzo para toda la población?

Los datos que estamos teniendo nos indican que el nivel de anticuerpos baja después de seis meses de la segunda dosis de la pauta completa y se reduce por debajo de niveles que se pueden considerar de riesgo, especialmente en la variante delta, que se ha mostrado más beligerante y más transmisible. Sería bueno recuperar niveles de anticuerpos contra esa variable. La dosis de refuerzo de la vacuna del Covid funciona y es una necesidad real.

Cualquiera puede pensar que la recomendación de la dosis de refuerzo es para mejorar su negocio.

Es una lectura que es normal, pero no es así. A nosotros nos gustaría, como compañía fundamentada en traer la salud a las personas, que nos recuperemos, dejemos al virus sin transmisión y erradiquemos esta enfermedad cuanto antes. O que el virus sea sobrellevado lo mejor posible, que podamos llevar nuestra vida y actividad normal y también se recupere la actividad económica, que es muy importante para un país.

¿Cómo habría que abordar la vacunación de ese 10% de la población que no ha recibido ninguna dosis? Son muchas personas, que al final pueden volver a saturar el sistema sanitario.

En España afortunadamente tenemos una gran confianza en las vacunas, con una cobertura de vacunación infantil mejor que la media europea y en algunos casos del 97%. Mi opinión es que no deberían ser obligatorias. Lo que tenemos que hacer es trabajar en campañas informativas para que las personas se den cuenta de lo importante que es vacunarse y del impacto que supone no estarlo. El 100% es imposible, pero una cobertura mayor se puede lograr.

El reto actual son los países de bajos ingresos, que apenas han tenido acceso a las dosis. ¿Cómo se puede mejorar?

En la voluntad de todos está que la vacuna del Covid alcance a la mayor parte de la población. En ese sentido, Moderna, junto a la Comisión Europea, ha llegado a un acuerdo para donar 70 millones de dosis al programa Covax para llegar a estos países. También estamos trabajando en transferencia de tecnología para poder adjudicar a nivel local esas vacunas y que tengan mayor accesibilidad.

En 2022 habrá una gran cobertura de vacunados en mercados donde comercializan la vacuna. ¿Cómo va a mantener Moderna el ritmo de ingresos y de beneficios?

El ritmo de ingresos y de beneficios de la compañía no se basa solo en la vacuna del Covid-19, que ha sido la gran impulsora de la plataforma de ARN para mostrar su potencialidad. Nos está permitiendo crear un pipeline [cartera de productos experimentales] de futuro con muchas otras vacunas y soluciones terapéuticas para enfermedades no cubiertas.

¿Qué papel va a tener Rovi en la vacuna de Moderna?

Rovi tiene un papel estratégico a largo plazo para Moderna en la fabricación en España de la vacuna para el mercado europeo. Junto con Lonza, en Suiza, todas las dosis para el mercado europeo están saliendo de España. Rovi es una pieza fundamental. El acuerdo además está permitiendo proyectar la imagen de España más allá de nuestras fronteras. Es un acuerdo de futuro con mucho potencial.

¿Qué supone el mercado español para Moderna?

España es estratégica para Moderna en la fabricación para Europa. Rovi hace el llenado y acabado en la planta de San Sebastián de los Reyes y en un futuro completará el proceso en Granada, según anunció Rovi. Probablemente, la primera vacuna de Covid producida íntegramente en España será de Moderna.

¿Por qué no hay vacuna española?

De momento, tenemos la de Hipra, que está en ensayos clínicos en fase II. Capacidades hay de sobra. Tal vez ha faltado más impulso de colaboración público-privada. A partir de esta pandemia nos hemos dado cuenta todos de lo importante que es esa colaboración.

¿Cuál será la siguiente vacuna de Moderna?

Todavía no lo sabemos. Estamos muy centrados en el desarrollo de soluciones para enfermedades respiratorias que ahora no están cubiertas y tienen carácter infeccioso. Las próximas en las que estamos investigando son las del citomegalovirus, el virus respiratorio sincitial, otra para la mononucleosis o la gripe. E incluso algunas soluciones en combinación, donde por ejemplo se pueda asociar la de la gripe con otras. En el pipeline hay muchas opciones.

También trabajan en vacunas en el área del cáncer, una opción de la que se lleva años hablando. ¿Las tendremos finalmente contra algunos tumores?

Tenemos una apuesta clara por la inmunooncología. Desde el punto de vista preventivo estamos trabajando en varios tipos de cánceres. Pero también desde el punto de vista terapéutico, por ejemplo en productos intratumorales para luchar contra el tumor desde dentro. Es una apuesta clara de la compañía y tiene un potencial tremendo dentro de lo que se llama nueva medicina de precisión.

Normas
Entra en El País para participar