La Abogacía madrileña se moviliza por los letrados con discapacidad

El ICAM prepara un proyecto para mejorar su empleabilidad y animar a los despachos a que eliminen barreras

José María Alonso, decano del ICAM
José María Alonso, decano del ICAM

Con motivo del Día Internacional de la Discapacidad, el Colegio de Abogados de Madrid ha anunciado la puesta en marcha de un proyecto para facilitar la integración laboral de profesionales de la abogacía con discapacidad. A través de la sección de Derecho y Discapacidad, con más de 1.000 personas inscritas, y en colaboración con la Fundación ONCE, se actuará en dos dimensiones para mejorar la empleabilidad de los colegiados con discapacidad: por un lado, se creará una bolsa de trabajo específica para este colectivo, y por el otro, se ayudará a mejorar la accesibilidad eliminando barreras en los despachos que se comprometan a la contratación estable a través de este proyecto.

Rafael de Lorenzo, presidente de la sección de Derecho y Discapacidad del ICAM, ha destacado la importancia de abanderar desde la corporación madrileña la creación de secciones homónimas en los colegios de la abogacía a nivel nacional para sumar a esta causa a toda la profesión. Así mismo, ha apostado por seguir avanzando en la eliminación de barreras a través de un plan que evalúe la accesibilidad en las instalaciones del ICAM, incluyendo las Salas Abogacía situadas en los órganos judiciales. Y ello para conseguir una accesibilidad plena.

Defensa de la Abogacía

En esta misma línea, el área de Defensa de la Abogacía del ICAM ha elaborado un plan de acción  para la mejora de las condiciones de accesibilidad en las sedes judiciales de la Comunidad de Madrid. El objetivo es contribuir a que todos los profesionales de la abogacía puedan ejercer su profesión de una manera plena, evitando cualquier tipo de discriminación por razón de discapacidad. Se trata de un  plan diseñado para dar visibilidad a este colectivo de profesionales, dotándoles de herramientas y cauces que faciliten y garanticen el ejercicio profesional en igualdad de condiciones.

Además, está prevista la creación de una mesa de trabajo, la puesta en marcha de talleres o la difusión de buenas prácticas en esta materia desarrolladas por los órganos y sedes judiciales, y se velará por la aplicación de la legislación vigente en materia de discapacidad.

Hasta la fecha, Defensa de la Abogacía ha venido prestando apoyo principalmente a letrados con discapacidad auditiva, cuya labor profesional se ha visto dificultada por el uso obligatorio de mascarillas como consecuencia de la pandemia. Además, se ha comprobado el funcionamiento de los sistemas de audición instalados en la sala de vistas de diferentes juzgados y se han solicitado actuaciones telemáticas por razones de discapacidad.

Normas
Entra en El País para participar