Indicadores económicos

PMI: la actividad de los servicios en España se aceleró en noviembre a su ritmo más rápido en tres meses

Las nuevas restricciones por el Covid-19 en Europa aumentan la preocupación por el futuro del sector

Una camarera sirve en una terraza del municipio de O Grove.
Una camarera sirve en una terraza del municipio de O Grove. Ep

La actividad del sector servicios español aceleró su crecimiento en noviembre al ritmo más rápido en tres meses, gracias al fuerte aumento de los nuevos pedidos que también repercutió en un impulso del empleo. No obstante, las nuevas restricciones por la variante ómicron del Covid-19 en otras partes de Europa aumentaron la preocupación por el futuro, según la encuesta elaborada por IHS Markt.

El índice de gestores de compras (PMI) de las empresas de servicios, que representan alrededor de la mitad de la producción económica de España, subió a 59,8 el mes pasado frente a los 56,6 de octubre, y fue la lectura más alta desde el 60,1 de agosto. La marca de 50 separa el crecimiento de la contracción.

Tras la ligera corrección a la baja del ritmo de expansión del sector manufacturero de España, cuyo indicador PMI bajó a 57,1 puntos desde los 57,4 de octubre, el dato de actividad del sector privado del país se aceleró en noviembre hasta los 58,3 puntos, frente a los 56,2 del mes anterior, lo que supone el noveno mes consecutivo en territorio expansivo del PMI compuesto de España.

Según el informe de la consultora publicado este viernes, las presiones de los precios se intensificaron y los gastos operativos aumentaron a la tasa más rápida en más de 22 años, tendencia que siguieron también las tarifas cobradas.

Para el director económico de IHS Markit, Paul Smith, la economía del sector servicios experimentó "un noviembre estelar", con una fuerte expansión gracias a la positiva tendencia de la demanda y de los nuevos pedidos, lo que alentó a las empresas a contratar más personal, con la mayor tasa de aumento desde junio.

No obstante, Smith alerta de la persistencia de una serie de riesgos a la baja, entre los que destaca una inflación de los costes que "no muestra signos de disminuir" y que se está repercutiendo a los clientes siempre que es posible, mientras que el crecimiento de la demanda del extranjero sigue siendo débil.

Las empresas encuestadas temen además una eventual vuelta a los confinamientos y restricciones por la covid-19, por lo que no prevén que el ritmo actual de expansión del sector pueda mantenerse en los próximos meses.

Normas
Entra en El País para participar