Energía

Iberdrola y H2 Green Steel firman un acuerdo de 2.300 millones para una planta de hidrógeno verde

La instalación alimentará con combustible limpio un horno de acero

Logotipo de Iberdrola en su sede operativa en Madrid.
Logotipo de Iberdrola en su sede operativa en Madrid. REUTERS

Iberdrola y la sueca H2 Green Steel han alcanzado un acuerdo para construir una planta de hidrógeno verde en la Península ibérica, en un emplazamiento aún por decidir, con una inversión estimada de 2.300 millones de euros, según informó la energética española este jueves en un comunicado.

La nueva planta alimentará con combustible limpio un horno de reducción directa de acero con capacidad para producir unos 2 millones de toneladas al año de acero puro verde, con una disminución del 95% de las emisiones de CO2.

Para el emplazamiento se barajan varias ubicaciones, y está previsto que el proyecto empiece a producir en 2025 ó 2026. Todas las ubicaciones que H2 Green Steel e Iberdrola están evaluando tendrán acceso a energía renovable, así como a toda la infraestructura necesaria para operar con éxito en el negocio de acero verde.

"Estamos orgullosos y encantados de asociarnos con Iberdrola para aumentar la fabricación de acero verde. La producción de hidrógeno verde a gran escala será esencial para la transición de la industria pesada hacia formas de operar más sostenibles. Al compartir el objetivo común de reducir las emisiones en las industrias difíciles de descarbonizar, empezando por el acero en Europa, estamos planteando un enfoque verdaderamente global e innovador en la producción de hidrógeno verde. Iberdrola aporta una experiencia, una tecnología y unos conocimientos técnicos inestimables, que permitirán dimensionar nuestros proyectos de acero ecológico ", afirma Henrik Henriksson, director general de H2 Green Steel.

"El hidrógeno verde será una tecnología fundamental en la descarbonización de los procesos industriales pesados, como la producción de acero. Proyectos innovadores como éste contribuirán a acelerar la comercialización de electrolizadores más sofisticados y de mayor tamaño, haciendo que el hidrógeno verde sea más competitivo. Con acceso a suministros de energías renovables de bajo coste, y una mano de obra altamente cualificada, la Península Ibérica puede ser fundamental para que Europa asuma el liderazgo mundial en el desarrollo de esta tecnología verde", asegura Aitor Moso, director de negocios liberalizados de Iberdrola.

La planta de hidrógeno verde tendrá una capacidad de electrólisis de 1 GW. El electrolizador estará operado conjuntamente por Iberdrola y H2 Green Steel. Iberdrola suministrará energía renovable a la planta, mientras que la producción de acero fundido verde y todos los procesos metalúrgicos posteriores estarán operados y serán propiedad de H2 Green Steel. Igualmente, ambas empresas estudiarán la posibilidad de ubicar, en el mismo emplazamiento, una instalación siderúrgica capaz de producir entre 2,5 y 5 millones de toneladas de planchas de acero verde al año.

"El proyecto en Boden, en el norte de Suecia, ha demostrado que existe una gran demanda de acero verde por parte de una amplia base de clientes. La colaboración con Iberdrola reforzará y perfeccionará nuestra plataforma de Boden, la infraestructura y la ejecución de proyectos. Con dos sedes europeas, lograremos un impacto aún mayor, estaremos más cerca de los clientes y podremos satisfacer la demanda de un mercado en expansión. Junto con Iberdrola, estamos creando una plataforma europea más amplia para la economía del hidrógeno verde", afirma Kajsa Ryttberg-Wallgren, EVP Head of Business Unit Hydrogen at H2 Green Steel.

El proyecto se financiará mediante la combinación de fondos públicos, instrumentos de financiación de proyectos verdes y fondos propios. Con un presupuesto de aproximadamente 2.000 millones de euros, la producción a gran escala de hidrógeno verde contribuirá a la transición de la industria pesada hacia operaciones sostenibles.

"La asociación con H2 Green Steel amplía el abanico de alianzas que mantenemos en todo el mundo para aprovechar al máximo las ventajas del hidrógeno verde. También trabajamos con productores de fertilizantes, refinerías de petróleo, proveedores de transporte e incluso destilerías de whisky. El desafío de alcanzar el nivel cero de emisiones exige en numerosos sectores industriales tanto visión como acción. Con el desarrollo del hidrógeno verde, las empresas siguen demostrando que tienen la ambición necesaria", afirma Millán García-Tola, director global de Hidrógeno de Iberdrola.

La 'joint venture' se creó a raíz de los contactos facilitados por la iniciativa europea CEO Alliance, en la que H2 Green Steel e Iberdrola han unido sus fuerzas con otras empresas para lograr un futuro con cero emisiones de carbono y una Europa más resistente y sostenible. La CEO Alliance apoya los esfuerzos de descarbonización mediante la identificación de posibles colaboraciones, el fomento de las inversiones verdes y el despliegue de proyectos que avanzan en el desarrollo de economías y sociedades sostenibles, en línea con el Green Deal europeo.

Normas
Entra en El País para participar