Crónica de Bolsa

El Ibex da la bienvenida a diciembre con una subida del 1,8%

El selectivo español recupera los 8.400 puntos

Parqué de la Bolsa de Madrid.rn
Parqué de la Bolsa de Madrid. Europa Press

Diciembre trae aires nuevos a la Bolsa. Aunque existen muchas dudas sobre el impacto real de la variante ómicron, los inversores optaron por dejar a un lado la corriente vendedora de las últimas sesiones. Con la esperanza de aprovechar los descuentos dejados por la corrección, el Ibex 35 se anotó un 1,78%. El selectivo español logra de momento dejar a un lado los mínimos de julio registrados un día antes y recupera los 8.400 puntos. No obstante, continúa siendo el índice europeo con peor desempeño en 2021, un comportamiento que los expertos justifican por la salida de las grandes gestoras.

Las ganancias registradas por el Ibex 35 se vieron impulsadas por Inditex. Un día después de que el grupo textil registrara su peor comportamiento desde marzo de 2020 por el anuncio del relevo en la presidencia, las acciones de la firma rebotaron ayer un 4,49%. Destacadas fueron también las subidas de firmas turísticas como IAG (3,8%), Amadeus (3,43%), Aena (2,51%) y Meliá (2,79%), así como las registradas por los bancos. El repunte de las rentabilidades de la deuda ante las expectativas de una retirada acelerada de los estímulos por parte de la Fed sirvieron de impulso a Santander (2,62%), BBVA (2,45%), CaixaBank (2,15%), Bankinter (1,17%) y Sabadell (0,77%).

Mientras el repunte de los rendimientos favorece a las entidades, las firmas defensivas como Siemens Gamesa (-3,1%) se ven penalizadas. Junto a ella las socimis Merlin (-1,65%) y Colonial (-1,38%) engrosan la lista de valores con peor desempeño.

Las subidas no fueron solo cosa de la Bolsa española. El Dax alemán avanzó un 2,47%; el Cac francés, un 2,39%; el FTSE británico, un 1,55% y el Mib italiano, un 2,16%. Esas ganancias sin embargo contrastaron con el cierre en rojo en Wall Street: el Nasdaq se dejó un 1,83%; el Dow Jones, el 1,34%, y el S&P 500 cedió un 1,18%.

Aunque continúan en el aire muchos interrogantes sobre el impacto de la nueva variante, desde Macroyield señalan que, a diferencia de olas anteriores, en esta ocasión los mercados empiezan a carecer del apoyo de los bancos centrales. Esto se produce después de que el martes el presidente de Reserva Federal afirmara que con los niveles actuales de inflación el tapering podría finalizar unos meses antes. Con estas afirmaciones el mercado ha empezado de nuevo a poner en precio tres subidas de tipos en EE UU. El repunte de los rendimientos en el mercado estadounidense se traslada a Europa. El bono español a 10 años sube al 0,42% con el bund en el -0,34%.

No obstante, aunque los inversores hayan adelantado la subida de tipos en EE UU los expertos de Macroyield señalan que un impacto negativo en la economía de la nueva variante debería moderar la inflación. Eso sí, "si ómicron vuelve a afectar más a la oferta que a la demanda, desactivando las recientes y tímidas señales de ensanchamiento de los cuellos de botella, la inflación podría exacerbarse", añaden.

Los ascensos se trasladan también al mercado del crudo. El Brent retrocedió un 2,41% y perdió la barrera de los 70 dólares, hasta 68,87 dólares por barril pendiente de la reunión de la OPEP+.

Normas
Entra en El País para participar