Materias Primas >

Cuatro razones para protegerse de la volatilidad invirtiendo en oro

Los expertos afirman que es un 'refugio' ante la inflación y los tiempos de crisis

Cuatro razones para protegerse de la volatilidad invirtiendo en oro
REUTERS

Las cifras macroeconómicas y el recrudecimiento de la pandemia ponen nerviosos a los inversores. Los precios en la zona euro se sitúan ya en el 4,9%, según publicó ayer Eurostat, lo que sumado a la propagación de la variante ómicron del Covid-19 ha acelerado las caídas en las Bolsas globales. Unas turbulencias que devolvieron al oro su tradicional papel de activo refugio.

Laure Peyranne, directora de ETF para Iberia, Latam y US Offshore de Invesco, considera que el oro es un “refugio seguro”. La experta asegura que “a pesar de que el oro no es una inversión libre de riesgo, por lo general tiene mayor aceptación cuando las condiciones son más inciertas o volátiles en otros mercados”. Un informe reciente del Consejo Mundial del Oro (WGC por sus siglas en inglés) coincide con esta posición: “En el balance del cuarto trimestre de 2018, por ejemplo, el S&P 500 cayó un 15% y las materias primas cayeron un 9%, pero el oro subió un 8%. Asimismo, el estallido de la pandemia en el primer trimestre de 2020 se saldó con una caída del S&P 500 del 18% y del 17% para las materias primas, mientras que el oro subió un 2%.

Desde Invesco recuerdan que el oro también podría usarse como “cobertura frente a la inflación” en algunos de los casos. Según Peyranne, esto es viable cuando la inflación llega como “shock”, sin embargo, la correlación entre el aumento del precio del oro y el nivel de inflación no necesariamente se mantiene cuando los bancos centrales suben los tipos de interés en consonancia con un aumento gradual. De hecho, la experta afirma que “el precio del oro se ha revalorizado un 15% anual de media cuando la inflación ha sido superior al 3%, pero solo ha subido un 6% cuando la inflación ha sido inferior a esta cifra”.

Peyranne añade que el oro también puede ser un activo “útil” para diversificar las carteras multiactivo, por su escasa correlación con la renta variable y la renta fija. Así se ha visto en las últimas jornadas ante la aparición de la nueva variante del Covid y el resurgimiento de las dudas sobre la recuperación económica. Una incertidumbre que volvió a pesar en los mercados y que proporcionó volatilidad en el metal precioso. Una volatilidad que desde Invesco ven como una oportunidad para entrar en el oro.

¿Cómo va el mercado del oro?

Según el Consejo Mundial del Oro, el metal precioso ha recortado su valor interanual un 6% en el tercer trimestre, como consecuencia de los “precios récord de agosto de 2020”. En lo que va del año, la demanda de oro se ha reducido un 9%. Sin embargo, a mediados de noviembre, su precio llegó a tocar los 1.638 euros por onza en el mercado.

Normas
Entra en El País para participar