Distribución

Isla no podrá trabajar para una empresa textil en dos años

El ejecutivo mantendrá acciones valoradas en más de 60 millones y un plan de ahorro de 9 millones

Pablo Isla, presidente saliente de Inditex.
Pablo Isla, presidente saliente de Inditex.

Pablo Isla afirmó el martes en su despedida como presidente de Inditex que no tiene decidido su futuro fuera del emporio textil español. Pero lo cierto es que el ejecutivo tiene una cosa clara. En el corto plazo su sino deberá estar lejos del sector textil.

Según el reglamento del Consejo de Administración, los consejeros ejecutivos que termine su mandato, como es el caso de Isla, no podrán trabajar para ninguna compañía “con un objeto social análogo” durante los próximos dos años. El propio Consejo de Administración podrá, eso sí, dispensar a Isla de cumplir esta condición o acortar este periodo de no competencia.

La política de Inditex también limitaba a Isla trabajar para terceros o por cuenta propia, aún en labores que no supongan estricta competencia para el grupo. Dejaba la puerta abierta para ser consejero externo en otras empresas. En el caso de Pablo Isla, es consejero independiente de Nestlé desde 2018.

Pese a salir de Inditex, Pablo Isla retendrá acciones de la firma valoradas, según el cierre en Bolsa del martes en más de 60 millones de euros. Según el último informe de la CNMV, cuenta con acciones por un 0,073% del capital social. Además, mantiene intactos sus derechos sobre el plan de ahorro a largo plazo, dotado con 9 millones de euros. Solo podrá disponer de él en caso de jubilación o invalidez.

Queda en el aire la posibilidad de que Isla cobre una indemnización por cese. La política de retribución de Inditex abre la puerta a que los ejecutivos que dimitan cobren dos años de su remuneración fija en concepto de indemnización. Pero solo en determinadas ocasiones, como en caso de un cambio de relevancia en el accionariado que suponga un nuevo rumbo para la empresa. Unas condiciones que, en principio, no se cumplen en la actualidad.

Pablo Isla ganó en 2020 f5,85 millones de euros, frente a los 5,56 millones que percibió el año anterior. De esos 5,85 millones, 3,25 corresponden a su sueldo y los otros 2,53 millones llegaron por planes de retribución a corto plazo.

 

Normas
Entra en El País para participar