Reproducción asistida

Los grandes del capital riesgo preparan ofertas de 1.500 millones por IVI

CVC, Advent, Cinven, EQT, PAI, Ardian y KKR, entre los interesados

Los grandes del capital riesgo preparan ofertas de 1.500 millones por IVI

Morgan Stanley lanza oficialmente la venta de IVI. El banco de inversión ha distribuido ya el cuaderno de venta entre los principales fondos que operan en España. Y ha obtenido un gran interés. Entre otros, CVC, Advent, Cinven, PAI, EQT, KKR y Ardian preparan ya sus pujas, que previsiblemente superarán los 1.500 millones, según fuentes financieras consultadas por CincoDías.

Los grandes fondos de private equity que operan en España se lanzan a por el líder español en tratamientos de fertilidad. Es una compañía fundada en los años 90 por José Remohí y Antonio Pellicer. En 2017 se fusionó con el grupo estadounidense RMA, que controla un 30% del grupo resultante, denominado desde entonces como IVI-RMA Global.

Los accionistas, que ya trataron de vender una participación minoritaria en 2019, han contratado a los bancos de inversión Morgan Stanley y Arcano para pilotar la operación. Estos han remitido ya los primeros cuadernos de venta entre los potenciales interesados, los llamados teaser. Algunos de los fondos interesados tratan de entablar conversaciones bilaterales con los accionistas de IVI, pero Morgan Stanley ha decidido organizar una subasta, a la que se espera una alta concurrencia de postores. Entre ellos destacarán nombres como CVC, Advent, Cinvem, Ardian, KKR, EQT y PAI. Pujarán con más de 1.500 millones.

Los calendarios que manejan bancos y accionistas vendedores pasan por contar con las ofertas no indicativas antes de Navidad. Entonces se abrirá una plazo para que las pujas seleccionadas realicen los trabajos de due diligence para ajustar sus ofertas finales. El objetivo es cerrar el proceso de venta durante el primer trimestre del año próximo.

La compañía cerró 2020 con una cifra de negocio de 287,8 millones, de los que 282,9 millones corresponden a ingresos por su actividad y el resto por otros ingresos de explotación. En el ejercicio anterior, la facturación fue un 7,5% superior, pero la pandemia de Covid-19 impactó en la actividad.

La compañía reconoce en sus cuentas del año pasado, las últimas disponibles, que la crisis sanitaria por el Covid-19 ha impactado en el negocio debido a “un descenso generalizado de la actividad del grupo a nivel internacional”. Como otras muchas empresas sanitarias no consideradas esenciales, las restricciones han supuesto cierres temporales y mayores restricciones. Los beneficios mejoraron más de un 60%, hasta los 48,6 millones, una vez el grupo completó la venta de su negocio en Oriente Medio.

Tras la salida de Emiratos y de Omán, el grupo está presente en nueve países, con 79 localizaciones. Cuenta con una plantilla que se acerca a los 2.500 empleados, de los que 180 son médicos.

Normas
Entra en El País para participar