Minería

El Gobierno tumba el proyecto de la mina de uranio de Berkeley en Retortillo

El Ministerio para la Transición Ecológica deniega el permiso para construir la planta de tratamiento del uranio tras tener en cuenta el informe desfavorable del CSN

Planta de Berkeley en Retortillo (Salamanca).
Planta de Berkeley en Retortillo (Salamanca). Reuters

El Gobierno ha tumbado el proyecto de Berkeley Energía para levantar una planta de fabricación de concentrado de uranio que la compañía preveía ubicar en el municipio de Retortillo, en Salamanca. El Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico ha emitido este viernes un comunicado en el que anuncia la denegación de la autorización solicitada por Berkeley tras tener en cuenta el informe desfavorable de Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), del pasado mes de julio.

En aquel momento, el organismo explicó que su valoración responde a la "escasa fiabilidad y las elevadas incertidumbres" de los análisis de seguridad de la instalación radiactiva en los aspectos geotécnicos e hidrológicos. 

"Habida cuenta de la naturaleza vinculante del informe del CSN, por tener carácter negativo respecto a la solicitud presentada por Berkeley, y una vez evacuado el trámite de audiencia a los interesados abierto el pasado 21 de julio, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha denegado la autorización de construcción de la instalación nuclear", explica el texto.

Según informaron desde el Ministerio, Berkeley ya es conocedor de la decisión final. La orden ministerial se publicará en el Boletín Oficial del Estado (BOE) en los próximos días "a efectos de general conocimiento".

El proyecto de Berkley, se basaba, por un lado, en la explotación de la que sería la única mina de uranio a cielo abierto de Europa, y por otro lado, la construcción de una planta para tratar el uranio, para la que compañía pidió autorización en 2016. Desde entonces el proceso ha discurrido entre polémicas y retrasos.

En 2012 la empresa estatal Enusa, que había formado un consorcio con Berkeley, se retiró del proyecto tras estudiar el plan de viabilidad. La propia Enusa había abandonado en 2000 los yacimientos de Saelices El Chico, también en Salamanca, por la baja rentabilidad que ofrecían.

Berkeley debutó en la Bolsa española en julio de 2018, a pesar de que no tiene otros proyectos mineros más allá de la mina en Retorillo. Los títulos de la compañía debutaron a un precio de 0,474 euros por acción y desde entonces acumulan una devaluación del 70% hasta los 0,15 euros por acción con los que cerró la sesión del viernes. 

Normas
Entra en El País para participar