El valor de la economía 'silver': 4,4 millones de empleos

Este grupo de edad es muy emprendedor, no son solo consumidores pasivos

Las empresas que presten atención a las demandas de este colectivo tienen una gran oportunidad.
Las empresas que presten atención a las demandas de este colectivo tienen una gran oportunidad. GETTY IMAGES

Las personas mayores deben contar y mucho. Así lo pone de manifiesto el Monitor de empresas del mercado silver, realizado por la Universidad de Deusto a petición del Centro de Investigación Ageingnomics de la Fundación Mapfre, y cuyos primeros resultados se expusieron este jueves durante la mesa redonda Las empresas ante la silver economy, celebrada en el marco de la feria Vida Silver que acoge esta semana Ifema.

El consumo que realizan las personas entre los 55 y los 75 años genera el empleo directo e inducido de alrededor de 4,4 millones de trabajadores, según anunció el director de Ageingnomics, Juan Fernández Palacios, durante su intervención. Es lo que se conoce como Economía Plateada, por su traducción del inglés, una oportunidad para las empresas que pongan el foco en satisfacer las necesidades de las personas mayores. Un nicho de población con un mayor poder adquisitivo y que, además, por una cuestión demográfica, solo irá en aumento durante los próximos años.
Es el caso del mercado inmobiliario y residencial, que se está adaptando para ofrecer soluciones que se adapten a las nuevas demandas de los consumidores.

“Los hogares siguen siendo el sitio preferido para las personas que necesitan apoyo y cuidados especiales, lo que es una oportunidad para las empresas”, insistió el responsable de Ageingnomics. Desde herramientas para la sensorización de los espacios y movimientos a servicios de acompañamiento, “se van a necesitar unos servicios diferentes para que las personas puedan disfrutar de sus días en la comodidad de su casa”, coincidió el director General Ilunion Sociosanitario, Joaquín Leizaola.

Esta nueva sensibilidad impulsa la aparición de nuevos modelos residenciales en los que se puedan atender con mayor facilidad los requerimientos especiales de estos grupos de edad sin que las personas pierdan autonomía por ello. Hasta el momento, señaló Manuel Domínguez, portavoz de Viajes El Corte Inglés, este tipo de opciones ha sido más demandada internacionalmente, pero, poco a poco, comienza a calar también entre los locales. El atractivo de España, además, para los jubilados extranjeros multiplica esta oportunidad. “Este turismo tiene un gran potencial porque es de los más sostenibles para nuestro país. Va a ser complicado que fabriquemos coches o cualquier otro tipo de producto como hasta ahora, pero sí que vamos a poder ofrecer servicios de mucho valor añadido, sobre todo, ligados al residencial. Tenemos que captar todas las posibilidades que hay”, recalcó el experto.

Pero este es solo un ejemplo del gran abanico de posibilidades que brinda volver la mirada hacia este segmento de la población. Por esta razón, según el presidente de la Confederación de Empresarios de Aragón, Ricardo Mur, es un foco especialmente atractivo para las pymes, que componen el 99% del tejido industrial. “Esta industria presenta tantas oportunidades y tan diversas, en sectores muy diferentes, que va a surgir mucha innovación alrededor de ello”, prosiguió.

Emprendimiento

Productores. Pero esta generación no puede ser vista única y exclusivamente por su potencial de gasto, sino que los mayores de 55 años representan prácticamente el 20% de la población ocupada en España, según el INE.

Emprendimiento. Asimismo, este grupo de edad cuenta con un gran potencial desde el punto de vista emprendedor, ya que su experiencia es un valor añadido a la hora de lanzarse a la piscina. Los datos lo avalan: más del 40% de los proyectos que se consolidaron entre 2019 y 2020 fueron lanzados por personas entre los 55 y los 64 años, según recordó Fernández Palacios.

Social. Unas cifras que, según Mur, van a seguir creciendo: “Va a haber más emprendimiento de personas de más de 50 años porque quieren aportar a la sociedad en un momento en el que su situación vital es más estable y tienen más capacidad económica”.

Brecha. Pero cabe recordar que la situación no es igual para todo el mundo. “Esto se da en los perfiles muy cualificados, pero en aquellos de más baja cualificación, la realidad es muy distinta”, reconoció el responsable de la Confederación de Empresarios de Aragón. En estos casos, los trabajadores tienen más complicado reinsertarse en el mercado laboral, y además, tampoco disfrutan de la seguridad económica.

Normas
Entra en El País para participar