Supervisión

Las plataformas de compraventa de criptos suspenden tras someterse a un 'mistery shopping'

Asufin detecta problemas en Binance, 2gether Crypto.com, Bit2Me y Coinbase, aunque las españoles salen mejor parados

Criptmonedas Pulsar sobre el gráfico para ampliar

“La fortuna favorece a los valientes”, asegura el actor Matt Damon en un anuncio que puede verse estos días en la televisión y las redes sociales. El actor estadounidense lidera una campaña internacional de la plataforma Crypto.com dedicada a la compraventa de criptoactivos. Pero ese eslogan encierra graves riesgos, según un informe de mistery shopping efectuado por la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin). Hay problemas con la publicidad, con las condiciones de contratación, con la atención al cliente, con las reclamaciones, las comisiones, la disparada volatilidad y otros cuestiones de cinco plataformas (véase gráfico).

La inversión en criptomonedas es de alto voltaje y puede provocar cuantiosas pérdidas, aunque desde las plataformas de criptoactivos se ensalce a través de la publicidad, y de forma generalizada, la oportunidad de lograr rápidos rendimientos obviando la alta volatilidad y el elevado riesgo de inversión. Cierto es que Asufin añade que las españolas "Bit2Me y 2gether ofrecen al consumidor español mayores garantías al operar bajo normativa europea y española de protección al consumidor".

También las plataformas patrias son las más rápidas.Bit2me y 2gether facilitan la operativa como máximo en 24 horas, Crypto.com y Coinbase en 48 horas y Binance, localizada en Hong Kong, no da acceso hasta pasadas 72 horas.

Asufin, a través de un mistery shopping (en el que falsos clientes recaban información sobre el funcionamiento de un servicio, como los realizados en el pasado por la CNMV), ha sometido a examen a Binance, a Crypto.com, a Coinbase, así como a las españolas Bit2Me y 2gether. La asociación constata algunas de las dificultades que pueden encontrar los inversores en este sector. El detalle de las conclusiones será presentado hoy en el Congreso anual de Asufin.

Entre los problemas, el estudio apunta que muchas de las plataformas solo ofrecen sus condiciones de acceso en inglés e incide que ese suele ser el idioma escogido por muchas de las plataformas internacionales para ejecutar cualquier tipo de reclamación.

Asufin considera además que no resulta sencillo para el consumidor comparar los costes vinculados a cada operación y las comisiones que serán aplicadas. Las alertas de la CNMV y del Banco de España ante la inversión en este tipo de productos son constantes, pero los datos revelan que la demanda de estos productos sigue disparada.

La inversión en criptoactivos no cuenta con un paraguas legal. Se espera, eso sí, que a inicios del próximo año se apruebe el reglamento europeo para criptoactivos y las plataformas que operan con ellos, conocida como MICA (siglas de markets in crypto-assets).

Entretanto, la única obligación actual es que la plataforma esté registrada en el Banco de España, ideado con el objetivo exclusivo de vigilar el eventual blanqueo de capitales.

La plataforma presidida por Patricia Suárez ha realizado una inversión de 100 euros en bitcóins en las mencionadas firmas con varias conclusiones clave. Entre ellas, que la publicidad está sesgada y puede inducir a confusión –concentran sus anuncios en internet, redes sociales y eventos deportivos; Crypto.com ha iniciado incluso campañas televisivas tradicionales y es el patrocinador oficial de numerosos deportes de impacto mundial–, que la información suele estar en inglés (salvo en las firmas patrias), que se impone el arbitraje y se somete al cliente al fuero de la compañía (en las españolas, cierto, rige la legislación nacional) y que todas las plataformas utilizan el correo electrónico, el móvil, datos biométricos y de geolocalización para la apertura de la cuenta y su mantenimiento.

También avisa de que no resulta sencillo para el consumidor comparar costes vinculados a la operación y las comisiones que se le aplicarán y alerta de que la volatilidad de la inversión es muy alta, así como de que varias plataformas “aprovechan las comunicaciones para animar a la compra de otros productos relacionados con las criptomonedas”.

Normas
Entra en El País para participar