Acuerdo tripartito en Alemania para sustituir a ‘la era Merkel’

La coalición dará prioridad al crecimiento económico y su sostenibilidad, así como a la defensa del estado de derecho

Integrantes de la coalición tripartita del nuevo Gobierno alemán.
Integrantes de la coalición tripartita del nuevo Gobierno alemán. Getty Images

Finalmente hay fumata blanca para conformar la futura coalición de Gobierno del socialdemócrata Olaf Scholz en Alemania. El acuerdo, del que poco a poco se comienzan a conocer sus puntos clave, dará cinco ministerios a los Verdes y cuatro al Partido Liberal (FDP), entre ellos la cartera clave, la de Finanzas, previsiblemente a su líder, Christian Lindner.

La hoja de ruta marcada prevé que Scholz, vicecanciller y ministro de Finanzas saliente, se someta a la investidura del Parlamento en torno al 6 de diciembre para liderar el que será el primer tripartido a escala federal de Alemania, que pondrá fin a los 16 años de Merkel en el poder.

Scholz, Annalena Baerbock y Robert Habeck —líderes de los Verdes—, así como el liberal Lindner, interrumpieron anoche la ronda decisiva para acudir a Cancillería, convocados por Angela Merkel, y reanudaron esta mañana sus deliberaciones, mientras los medios filtraban el reparto de carteras.

El Partido Socialdemócrata (SPD), la fuerza más votada en las elecciones generales con un 25,7%, tendrá obviamente la Cancillería, para Scholz, y presumiblemente Sanidad, un ministerio con pocas competencias, puesto que corresponden a los "Länder", pero de gran relevancia en estos momentos.

Asimismo le corresponderá, según el semanario "Der Spiegel" y la televisión pública ARD, el recién creado ministerio de la Vivienda, así como Defensa, Interior, Trabajo y Asuntos Sociales, entre otros, hasta el total de siete ministerios para la formación dominante del tripartito, una constelación inédita a escala federal en Alemania.

Los Verdes -que obtuvieron un 14,8%, su máximo histórico en unos comicios nacionales- tendrían un macroministerio de Economía y Medioambiente, probablemente para Habeck, mientras que Baerbock sería ministra de Exteriores. A la formación ecologista le corresponderá, además, la vicecancillería, que generalmente va unida en Alemania a Exteriores.

El FDP, con un 11,5 %, hizo campaña reclamando Finanzas para Lindner y logró ese objetivo, además de llevarse Justicia, Transportes y Educación.

El reparto de ministerios es uno de los puntos en disputa hasta el último momento y, de hecho, la asignación formal de cada uno de ellos no se conocerá este miércoles, ya que corresponde a cada partido designar a los suyos.

Alemania tendrá así un acuerdo de coalición 59 días después de los comicios generales del 26 de septiembre, en que el bloque conservador de Merkel, con Armin Laschet como candidato, cayó con el 24,1% a su mínimo histórico en unas elecciones nacionales.

El acuerdo deberá ser ratificado aún por las tres formaciones; socialdemócratas y liberales tienen previsto hacerlo en un congreso de sus respectivos partidos el primer fin de semana de diciembre, los verdes consultarán a sus bases.

Las negociaciones comenzaron el 28 de septiembre en un encuentro entre la cúpula de verdes y liberales -socios menores en el futuro gobierno de coalición- que trascendió a posteriori y quedó inmortalizado en un selfi que muestra a los verdes Baerbock y Habeck y a los liberales Lindner y Volker Wissing.

La primera reunión entre ecologistas y liberales fue interpretada como un intento de buscar coincidencias y evitar así una situación como la de 2017, cuando tras semanas de conversaciones, el FDP dio por rota la negociación con verdes y conservadores. 

Normas
Entra en El País para participar