La inversión empresarial en tecnología se hunde un 15% y vuelve a cifras de 2017

La contratación de expertos TIC retrocede un 2%, y cae a niveles del año 2007

La inversión empresarial en tecnología se hunde un 15% y vuelve a cifras de 2017

La modernización tecnológica de la economía española sigue estancada, como consecuencia de la baja implementación de las TIC y de las inversiones en I+D+i, según la tercera edición del informe Digitalización de la Empresa Española, publicado por el sindicato UGT, que añade que el tejido empresarial español continúa reacio a abrazar las nuevas tecnologías.

Según el citado estudio, la inversión empresarial en TIC cae estrepitosamente, 600 millones de euros menos (con una bajada del 15% interanual), y retrocede a cifras de 2017. Al mismo tiempo, el número de empresas que contratan a profesionales expertos en TIC disminuyó un 2% en el último año, hasta alcanzar el nivel más bajo desde 2007 (10 puntos menos que en 2015).

En esta línea, la formación en TIC también desciende un 2%, con los peores registros desde 2013. Más de 13 millones de personas trabajadoras no han recibido formación en nuevas tecnologías en todo un año.

De la misma manera, retrocede el número de empresas que declara dificultades para cubrir vacantes TIC, hasta el mínimo histórico del 2,5%. De hecho, menos del 15% de las empresas españolas usan las redes sociales para captar talento, lo que sitúa a España en el antepenúltimo puesto de la Unión Europea (UE).

“Con estos datos, se desmorona el mito publicitario de que existen miles de empleos tecnológicos sin cubrir en España”, dice UGT, que critica la “tacañería de las empresas a la hora de contratar”. Así, en el informe se apunta que un 60% de las empresas confiesa que la dificultad radica en las “expectativas salariales de los solicitantes”.

Además, el estudio advierte de que la brecha digital laboral de acceso a internet es inmensa. “En pleno 2021, todavía un 40% de los trabajadores no usa nunca internet, unos 6,4 millones de personas”, dice. En conectividad móvil, a pesar de que el 80% de las compañías afirman usar esta facilidad, menos del 40% del personal tiene acceso a un móvil como herramienta de trabajo.

Desempeño digital

En términos generales, como consecuencia de esta evolución, la competitividad internacional es muy baja. El 85% de las empresas españolas presentan un bajo o muy bajo desempeño digital. “En ningún indicador europeo estamos entre los cuatro primeros países. Es imposible encontrar en toda Europa una economía que, a pesar de su tamaño, potencia y capacidad, tenga un peor desempeño digital”, explica el informe.

Además, el porcentaje del negocio online que se queda en España continúa descendiendo hasta alcanzar otro mínimo histórico. En este momento, ocho de cada diez euros que se gastan en España se va fuera de nuestras fronteras. El déficit en saldo neto exterior alcanzó los 23.151 millones de euros en 2020 y es posible que supere los 28.000 millones en 2021.

“Nos encontramos ante un desequilibrio de severas consecuencias económicas, sociales y laborales. Si la abrumadora mayoría del flujo dinerario que se genera en nuestro país acaba en las arcas extranjeras, en España ni se creará empleo, ni habrá riqueza, ni podremos sostener nuestro estado del bienestar”, advierte.

Propuestas

Pasos. UGT reclama a las patronales y los empresarios que den un paso adelante para impulsar la digitalización. “No caben más excusas. Cualquier cosa que no sea una digitalización profunda y masiva, será un error que pueden tener consecuencias negativas en toda una generación”. Entre sus propuestas, UGT señala que es preciso concretar un respaldo presupuestario suficiente para acometer los necesarios planes de formación para toda la fuerza laboral española, cree que hay que incentivar a las empresas para que eleven la inversión en TIC y aboga por apoyar la creación de empresas de mayor tamaño.

Normas
Entra en El País para participar