Banca

El Banco de España alerta sobre la externalización y subcontratas como riesgos de la digitalización financiera

Los ciberataques también se incluyen entre los grandes peligros de la banca online

Fachada del Banco de España
Fachada del Banco de España

La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, ha señalado este miércoles a los ciberataques y la externalización o subcontratas de servicios como los mayores riesgos que para las entidades financieras entraña el proceso de digitalización del sector.

Delgado ha inaugurado la jornada "Nueva competencia, nuevos negocios y tecnología en el sector bancario" organizada por Funcas, y ha centrado su intervención en los beneficios, retos y riesgos que entraña para el sector financiero el proceso de digitalización.

El sector bancario "no es ajeno a este fenómeno" sino que, al contrario, "es uno de los más afectados por este proceso de transformación", debido al extraordinario desarrollo de la tecnología y su aplicación directa, tendencia que irá a más en los próximos años.

Inteligencia artificial, big data, servicios en la nube, tecnologías de registro distribuido o finanzas descentralizadas son elementos que desempeñarán un papel "clave" en el futuro próximo de las finanzas, ha dicho Delgado.

Entre los más obvios beneficios que el sector financiero puede extraer de la digitalización, Delgado ha mencionado la reducción de costes en el medio plazo, "a pesar de las cantidades no despreciables de inversión que requiere".

Esta reducción de costes debe venir acompañada de un aumento de los ingresos, algo crucial para un sector con rentabilidades "muy bajas" y que llegará a través de la ampliación de la base de clientes y la creación de nuevas oportunidades de negocio, mediante plataformas digitales en las que terceros comercialicen sus productos.

En esta operativa radica uno de los principales riesgos para el sector, que es la dependencia de terceros, muy útil para reducir costes, aumentar la flexibilidad y mejorar la eficiencia, ha dicho la subgobernadora.

Pero las entidades "deben realizar un análisis en profundidad de los riesgos que puede suponer depender de terceras partes a la hora de prestar ciertos servicios", y no olvidar que "no podrán delegar la responsabilidad que tienen al ejercer una actividad, con independencia de que
esté externalizada o no".

El otro gran riesgo, "el principal", según Margarita Delgado, al que se enfrenta el sector es el ciberriesgo, por el aumento de las interconexiones, tanto con terceros como con clientes, que eleva la exposición y por tanto la probabilidad de ataques.

Además de establecer barreras que protejan los sistemas y procesos digitales de las entidades para que puedan operar en un entorno seguro, es preciso diseñar planes de resiliencia, para determinar qué actividades son críticas y poder así garantizar que las entidades sean capaces de
operar en circunstancias excepcionales. "El riesgo cero no existe y el mundo digital no es una excepción", ha indicado Delgado.

Normas
Entra en El País para participar